La ciudad

Una colonia de murciélagos tiene en jaque a varios edificios céntricos

Se asentó en el piso 12 de una torre de Córdoba al 500. El olor es nauseabundo y el conflicto amenaza con terminar en Tribunales

Sábado 24 de Febrero de 2018

Una colonia de murciélagos tiene a maltraer a los vecinos linderos a un histórico edificio ubicado frente al Monumento a la Bandera. En la cubierta superior, en el piso 12, habitan los animales voladores que ya provocaron un conflicto entre las torres de barrio Martin. Quienes habitan las construcciones linderas evalúan ir a la Justicia y exigen que la Municipalidad tenga un control más estricto de la población de murciélagos. Estos animales están protegidos por una ley y una ordenanza, por lo que no se los pude eliminar.

"Estamos rodeados, así no se puede vivir", dijo desesperado uno de los damnificados.

La historia comenzó hace unos años, cuando varios habitantes de los departamentos de las históricas torres construidas justo enfrente del Patio Cívico del Monumento empezaron a detectar una cantidad cada vez mayor de murciélagos.

Según las imágenes relevadas con un drone por los afectados, la guarida preferida por los mamíferos voladores está entre el cielorraso y una falsa mocheta en la azotea del edificio Martin, de Córdoba 565. Se trata de un inmueble de valor patrimonial. Su estilo arquitectónico dejó una plataforma en altura que se llenó de guano (materia fecal de los murciélagos).

Lucas Carelli es consorcista y vecino de Córdoba 571 (Tangará X) donde se sufren las consecuencias más severas de la inmensa colonia. "Los balcones se llenan de guano de manera peligrosa y hay que limpiarlos a diario", comentó a LaCapital.

Los animales desataron un conflicto entre edificios. Desde el Tangará X enviaron cartas documento al Martin, "a los efectos de que controlen la limpieza sobre la cornisa, porque el guano cae hacia la calle y por ende hacia los departamentos. A las 6 de la mañana, lo primero que hacen los porteros es limpiar la vereda llena de excrementos y murciélagos muertos", detalló Carelli.

Las misivas fueron de tono amigable al consorcio lindero, pero no hubo respuesta. Frente a esta inacción, hubo un segundo intento. Otra carta documento solicitando solucionar el problema, luego hubo una consideración pero se negó la responsabilidad en el tema.

Vectores

Las notas también fueron a la Dirección de Vectores de la Municipalidad, porque si bien existe una ordenanza municipal que defiende a los murciélagos, "queremos un límite razonable en la cantidad de animales", admitieron.

Vectores acudió al lugar, evaluó la situación, pero según comentaron los vecinos no hubo pronunciamiento oficial.

Ante la falta de respuestas, en el edificio perjudicado ya evalúan acciones judiciales. Es más. Como hubo contactos entre otros edificos de Córdoba al 500, también se analiza una mediación que incluya a la otra torre lindera que está hacia 1º de Mayo.

"La idea es accionar en conjunto solicitando mediación prejudicial entre vecinos y alguna medida judicial a la Municipalidad, relativa al control o movilización de la colonia".

El último piso del edificio Martin se presume deshabitado, ya que su dueño estaría detenido en el exterior y el departamento permanece cerrado desde hace varios meses. El sitio se ve colonizado por los montículos de guano que se acumulan en sus aberturas y fachada.

"Si hay una norma que protege a las colonias de murciélagos se la debe respetar y entender cuál es el espíritu de la ordenanza, que pasa porque el murciélago es un controlador de la cantidad de mosquitos, pero hay que entender que no puede ir en contra de derechos individuales. Se debe establecer un equilibrio respetado. Somos respetuosos y no consideramos que haya que derogarla, pero es la Municipalidad la encargada de hacerse presente y analizar la situación. Si es así, que emita un informe porque hay un daño provocado y una amenaza en chicos y adultos que están frente al riesgo de padecer enfermedades transmitidas por los murciélagos", ahondó Carelli.

guano en la cornisa. Los excrementos de los murciélagos se amontonan en la fachada del edificio que fue colonizado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario