La ciudad

Una cola interminable de camiones desbordó la avenida Circunvalación

En la espera para descargar cereal en las terminales portuarias, ayer se formó una extensa columna de más de 12 kilómetros

Viernes 16 de Marzo de 2018

Otra vez la avenida de Circunvalación adquirió una fisonomía diferente. Es que debido a los inconvenientes para descargar cereal en las terminales portuarias de la zona, una gran cantidad de camiones formó ayer una extensa columna de espera sobre uno de los márgenes de esa importante arteria que rodea toda la ciudad. De acuerdo a algunas estimaciones, hubo una cola de más de 12 kilómetros que generó una escena de inquietantes riesgos para todos los que atravesaron esa vía.

Los camiones formaron una interminable fila que volvió lento y peligroso el tránsito por Circunvalación. Así fue la imagen que se repitió a lo largo de más de más de 12 kilómetros, en la que los vehículos aguardaban, con perceptibles rasgos de fastidio a través de gestos y palabras de sus conductores, el momento de descargar el cereal en las terminales portuarias.

Así, por momentos el movimiento vehicular se transformó en un verdadero caos, se generaron congestionamientos, largas demoras,y también se sintieron bocinazos que reflejaron la bronca de aquellos que tuvieron que afrontar (y tratar de eludir) esta tensa situación.

Sin dudas, la gran concentración de camiones de gran porte multiplicó las complicaciones del tránsito en esa avenida que, en los horarios pico, se convirtió en un auténtico tormento, tanto en su recorrido principal, como en los accesos, y también las colectoras.

Esas dificultades también se extendieron en las avenidas y calles adyacentes que sufrieron la irrupción de una enorme cantidad de vehículos de todo tipo que trataban de evitar la larga fila de camiones.

Estos problemas en el tránsito se experimentaron justo en una jornada de paro municipal, lo que dificultó aún más la posibilidad de que se acerquen agentes de control para al menos poder ordenar el movimiento en la zona, o al menos ayudar con señas e indicaciones para aquellos que se vieron de golpe con esa cola enorme de camiones.

De esta manera, quedó claro que este escenario se repite en cada temporada, en cada período de cosecha, y provoca la queja de vecinos y automovilistas, además de la incomodidad que representa para los camioneros que a veces tienen que pasar varias jornadas esperando su turno para descargar el cereal, sin los servicios sanitarios mínimos necesarios, y además sin ninguna seguridad sobre sus personas y vehículos.

Muy expuestos

"Es muy peligroso esperar acá. Hay delincuencia por todos lados y a nosotros nos puede pasar cualquier cosa, en cualquier momento. Acá se olvidan de la seguridad vial y también la personal de los conductores. Sentimos que estamos expuestos a lo que pase", confió enfadado Carlos.

"Hace varias horas que estamos esperando en Circunvalación y nos damos cuenta de que la policía pasa muy poco por estos lugares. No sé si es porque la mayoría de los conductores no somos de acá. Acá cada noche es una preocupación, por eso esperamos descargar rápido para poder regresar", comentó Rubén, unos metros más atrás.

"Es increíble, todos los años pasa lo mismo, y no se mejoran las cosas. Creo que este año hay más cantidad de camiones que en otros, por eso el riesgo es todavía mayor. Ni siquiera tenemos un baño donde ir, y después se quejan de que somos ordinarios", exclamó Blas, otro camionero.

"A medida que llega la noche, esto es tierra de nadie. No hay policías. Y no sabemos a quién recurrir cuando se producen incidentes. Por eso no nos vamos lejos del camión porque hay muchos robos, y muchas veces se producen asaltos o nos rompen cosas del camión", apuntó otro conductor.

"La espera es complicada para nosotros. Sentimos que nos puede pasar cualquier cosa. Si no hay más inconvenientes es por suerte del destino. A los camioneros no nos queda otra que ser pacientes y esperar para entrar a descargar.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario