La ciudad

Un toque de sirena por las víctimas de accidentes viales

Las sirenas de los bomberos del país sonaron ayer al unísono en el mediodía. Fue con motivo del Día Mundial de las Víctimas del Tránsito, que en Rosario se conmemoró con un acto en el parque Norte.

Lunes 19 de Noviembre de 2012

Las sirenas de los bomberos del país sonaron ayer al unísono en el primer minuto del mediodía. Fue con motivo del Día Mundial de las Víctimas del Tránsito, que en Rosario se conmemoró con un acto en el parque Norte. Allí, las agrupaciones de familiares leyeron un manifiesto con pautas para reducir de aquí a 2020 la cantidad de muertes en accidentes. Y guardaron un minuto de silencio cuando comenzó el toque solidario de los bomberos, convocados por ser los primeros en asistir a los siniestros.

"Convocar a los bomberos nos pareció una manera fuerte, simbólica, de que el mensaje sea escuchado", dijo Mónica Gangemi, de la agrupación Compromiso Vial, tras el acto realizado en Santiago y Rivadavia, frente a la placa que recuerda a los muertos en accidentes.

El tercer domingo de noviembre fue declarado en 2005 por Naciones Unidas como el día mundial de la víctima de la violencia vial. Las organizaciones que trabajan la problemática en Argentina resolvieron este año convocar a los cuerpos de bomberos y la medida fue replicada por el resto de las entidades de la Federación Iberoamericana de Asociaciones de Víctimas Contra la Violencia Vial.

Como en otros puntos del continente, los familiares leyeron un manifiesto con pautas de Naciones Unidas para reducir las cifras de accidentes mortales entre 2011 y 2020. Instaron a monitorear las medidas de seguridad vial, crear vías de tránsito más seguras, mejorar los vehículos, alentar el compromiso de los usuarios y perfeccionar la capacidad de respuesta en las emergencias.

"Nuestro objetivo sigue siendo cero víctimas, por lo que exigimos a los Estados, los organismos internacionales y las empresas adoptar medidas urgentes", plantearon.

Gangemi señaló que en Rosario, con la creación de la Agencia de Seguridad Vial, "se están emprendiendo acciones para cumplir con los objetivos", aunque señaló que será difícil remontar la situación del tránsito cuando "hay cada vez más autos en la ciudad". Instó a aplicar educación vial en las escuelas y a aumentar las exigencias para la entrega del registro.

A las 12, una autobomba de Bomberos Voluntarios realizó el toque de sirena solidario. Los Zapadores de la policía adhirieron desde el cuartel de Rioja al 2400. "Es un sonido que remite a un peligro por reparar y fue un momento muy conmocionante", expresó Gangemi.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario