La ciudad

"Un tipo cualquiera", una historia de amor, amistad y vínculos familiares

El jueves, a las 19, se presenta la primera novela del periodista de La Capital, Pedro Squillaci, en Plataforma Lavardén

Domingo 17 de Marzo de 2019

"Un tipo cualquiera" es el título de la primera novela que el jueves, desde las 19, en la Plataforma Lavarden, presentará el periodista de La Capital Pedro Squillaci, y a la vez representa una extraordinaria plataforma de motivación, una emotiva huella germinal, la corajuda determinación para zambullirse en una práctica reconstructiva para narrar la historia de un taxista que navega la vida entre un mar de inconsistencias y, de golpe, arriba a una estación de replanteos donde debe redefinir con crudeza un nuevo horizonte. Un recorrido, muchas búsquedas intrínsecas, interrogantes que nunca cierran y, a cada paso, vientos de evocaciones en tiempo presente.

El libro, el autor y el fileteado de la vida de Juan Lamónica, cruzan recurrentemente guiños de referencia. Caracterizaciones, intervenciones, remisiones siempre tuteladas por dos gaviotas centinelas que incluso llegan a manifestarse en la tapa y que sobrevuelan cada intento de relato, cada mirada, cada invitación a la reflexión.

Y una cuenta regresiva que ubica al protagonista frente a un espejo inflexible que le otorga la oportunidad postrera de amigarse con él mismo, con su mundo, y con la felicidad.

"Un tipo cualquiera" es una historia que entrelaza el amor, la amistad, los vínculos familiares y la muerte como disparador de aletargadas puestas en valor. Que nació mucho antes de la propia tragedia del autor. Y que en este último tramo alcanzó concreciones para poder salir a la luz, en forma de novela. Y de ejercicio sanador.

"A mí me pasó una de las peores cosas que le puede pasar a una persona, perder a tu mujer y tu hija, pero no utilicé eso, para no generar preconceptos antes de leer la novela. En "Un tipo cualquiera" van a encontrar una historia de amor. Muy convencional, en muchos sentidos. Y en otras cosas, no es nada convencional. Pero no se ve esta herida que yo tengo. No se trasluce", señaló Squillaci.

Y advirtió: "Yo tuve la necesidad de mostrarle al lector, que el tipo que escribió el libro es uno, y hoy el tipo que lo publica es otro. Yo hoy por la calle, me siento el hombre más triste del mundo, pero el personaje de la novela no es triste. Tiene cuestiones hasta divertidas, y tragicómicas, como un tipo cualquiera".

"Tuve la necesidad de contar estas cosas ante el lector que conoce mi historia anterior, y la desde el 7 de abril del año pasado que fue el accidente. Yo a este libro lo empecé en el año 2013, y estaba cerrado mucho antes del año 2018 y del accidente. Es la misma historia. Quería contarle a la gente que este tipo que está con las heridas abiertas, escribió esta historia hace algunos años atrás", puntualizó el periodista.

Y se encargó de remarcar: "Hoy, con todo lo que me pasó, a lo mejor escribiría algo diferente. Haría otro tipo cualquiera, no éste. Y en todos esos tipos cualquiera estoy yo. Cuando te pasó algo tan trágico, tan dramático, te convertís en otro. Tenés la necesidad de convertirte en otro para seguir sobreviviendo. Si me quedo anclado en la tragedia, en esa ruta, no puedo dar un paso adelante. Entonces, te ves obligado a convertirte en otro para dar un paso adelante".

En ese sentido, destacó que por eso eligió el género novela: "Yo estoy hoy en una búsqueda, estoy orgulloso de ser periodista de La Capital, me gusta lo que hago, lo adoro, y escribir es una nueva faceta de mi vida. Como me gusta el fútbol o tocar la batería".

"Yo pongo en el libro que no soy escritor, yo tengo más discos escuchados que libros leídos. Pero tenía esta necesidad de contar. Pero que quede claro que este no es un libro de autoayuda, ni de filosofía", subrayó Squillaci.

Sobre las características de su primera novela, el periodista precisó que "tiene mucho de mí, de Rosario, de Lucila del Mar, de historias personales que están volcadas en los personajes, que cuentan cosas reales que me han pasado en la vida. Y hay otras cosas inventadas, que alimentan la historia. Este libro fue hecho en muchos momentos de mi vida muy distintos y en ese contexto escribí todo esto".

El autor confió sus intenciones en el libro: "Si alguien cree que va a encontrar la historia de un tipo que perdió la mujer y la hija, no lo va a encontrar acá. Esta es una historia de amor, de un personaje que se está buscando, y quiere saber qué es la felicidad cuando nadie se lo explicó. Y tampoco nadie le explicó qué es el amor".

"En ese ida y vuelta encuentra un problema de salud y le quedan pocos meses. Esa situación lo hace replantearse su vida. Y a la vez, lo obliga a seguir para adelante, para que no le vean como víctima. Invita a buscar respuestas donde no las imaginamos y por qué hay que llegar a una circunstancia límite para encontrarnos con nosotros mismos", reflexionó.

Escribir representa una experiencia muy movilizadora para Squillaci y explicó, a corazón abierto, que todavía se encuentra buscando sus respuestas.

"Si las tuviera, no tendría sentido vivir. La vida es una permanente búsqueda de preguntas, y muy pocas encuentran respuestas. Si no tenés proyectos, no tenés vida. Eso me moviliza y me provoca sentimientos encontrados, porque el crudo de este libro lo leyeron mi mujer y mi hija, y ahora lo estoy presentando. Es muy fuerte para mí. Está la alegría por el libro, y angustia porque ellas no están. Es un ida y vuelta permanente", contó.

A su vez, estableció paralelos y relaciones: "La vida tiene esa sensación de incompletitud. Todo es incompleto. Primero te das cuenta de que la felicidad no existe como término completo, al igual que el amor. Son momentos. Y una se va construyendo (como puede) alrededor de esos momentos. Lo importante es el camino. Estamos muy ansiosos para llegar al final de algo, y nos damos cuenta de que en el mientras tanto, está lo mejor. Lo más importante es el día a día".

"El objetivo principal tiene que ser que hoy sea el día más importante de tu vida. Sin desperdiciar ningún momento. De eso se agarra el protagonista del libro para seguir. Y hay mucho de mí en eso también", concluyó Squillaci.


>> Sale a la luz

Pedro Squillaci se desempeña como editor de Escenario de La Capital y presentará el jueves próximo, a las 19, su primera novela en Plataforma Lavardén (Mendoza 1085). El libro cuenta con la curaduría de la periodista Patricia Dibert, y en la presentación participará, con música en vivo, Fabián Gallardo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});