La ciudad

Un servicio con escasa difusión y pocos pasajeros

El Aeromovi existe hace un año y medio, pero aseguran que es desconocido y plantean usar esos recursos para fortalecer otras líneas.

Jueves 09 de Enero de 2020

Con una presentación oficial en el Aeropuerto Internacional de Rosario (AIR), el servicio diferencial de colectivos Aeromovi comenzó a rodar en junio de 2018 en búsqueda de acortar tiempos y otorgar otros beneficios a quienes optaran por este sistema para unir el centro con el aeropuerto. Sin embargo, a un año y medio de su lanzamiento, el sistema tiene poco conocimiento entre los rosarinos, que se traduce en una baja demanda de un servicio diferencial que une plaza San Martín con la aeroestación en casi 40 minutos.

   El servicio no figura en la app Movi y sólo se puede obtener información del mismo llamando al 147 o en el sitio oficial, www.aeromovi.com.ar.

   Según contaron algunos choferes a La Capital, el sistema tiene sus usuarios; sobre todo, quienes vuelan a Aeroparque, Ezeiza, Mendoza y Salta. Aseguraron, además, que con el verano hay un poco más de afluencia pero que en comparación con el servicio que presta la línea 115 Aeropuerto, la relación es de 10 a 1 a favor de ésta última. También, que el servicio no tiene la difusión necesaria

   El pasaje cuesta 135 pesos y conecta el aeropuerto con el centro, con tres paradas: el aeropuerto, la Terminal de Omnibus y la plaza San Martín. El tiempo de viaje aproximado es de 37 minutos y el primer servicio sale a las 6.22 desde el centro, mientras que el último lo hace desde el AIR a la 1.40.

   Los colectivos tienen lugares para guardar valijas, asientos especiales, aire acondicionado, calefacción, WiFi y puertos USB.

   La compra de pasajes es algo engorrosa, sobre todo si se tiene en cuenta que el servicio no tiene la difusión adecuada. No se venden a bordo del colectivo y sólo se pueden comprar por la página oficial (con tarjeta de crédito o débito) o en los puestos cercanos a cada una de las paradas (en efectivo o con tarjetas).

Derivar recursos

El concejal Eduardo Toniolli, quien a su vez es responsable del Observatorio Social del Transporte, planteó que el Aeromovi “es un servicio muy restringido, muy puntual, que no responde a una demanda social específica que necesite ser cubierta por el Transporte Urbano de Pasajeros (TUP)”.

   Emparentó el servicio que une el centro con el aeropuerto con la desaparecida Ronda Cultural, que duró menos de ocho meses y, de un día para otro, dejó de funcionar por la bajísima demanda que presentaba. El colectivo unía teatros y museos de la ciudad, se puso en marcha luego de la apertura de la Franja del Río, funcionaba de lunes a lunes y tenía horarios extendidos los fines de semana.

   “Tuvo un gran lanzamiento mediático, se lo presentó como una herramienta nueva que podía comunicar toda la zona joven del río y demás. Evidentemente, se demostró que no tenía un uso, no era necesario y podía ser cubierto con otro servicio”, aseveró el concejal.

   “Lo que muchas veces planteamos es que los recursos que se utilizan para sostener estos servicios se podrían destinar a otros que ya existen y que, de alguna manera, están subatendidos y podrían cumplir un rol estratégico”, consideró Toniolli.

   Específicamente, el edil por el Frente de Todos hizo hincapié en la posibilidad de fortalecer la Ronda del Centro. Es una línea que une el barrio República de la Sexta con la estación Rosario Norte sin siquiera acercarse al microcentro, circulando, mayormente, por 27 de Febrero, Francia y Ovidio Lagos (según el sentido hacia el que se dirija).

   Sobre este servicio, Toniolli dijo: “Cumple un recorrido muy puntual y, en un momento del transporte urbano de Rosario existió un servicio de esas mismas características. De reflotarse, con más frecuencias y coches, podría ser estratégico”.

   Según el concejal, para la Ronda del Centro se destinan tres coches diarios durante el ciclo lectivo (el recorrido comienza en la Siberia) y dos durante el verano. Y la cuestión clave que marca Toniolli: funciona sólo de lunes a viernes, siempre que sean días hábiles, de 6 a 22.

   “Atraviesa un montón de parques de la ciudad y lugares de esparcimiento. Podría, tranquilamente, cumplir una función muy importante los sábados y domingos”, recalcó, para agregar que si se destinaran más unidades para este tipo de servicios “en días de semana, se podría apuntalar el horario de trasbordo gratuito y podría ser de mucha mayor utilidad”.

Mala frecuencia

La Ronda del Centro es un servicio que, en la teoría, es funcional a la demanda de pasajeros. Sin embargo, su funcionamiento no ayuda a que los usuarios lo elijan.

   Al respecto, Toniolli comentó: “Es un servicio poco requerido pero no porque no sea necesario, sino porque la gente no ve que haya buena frecuencia. Recibimos reclamos de usuarios que lo esperan media hora, y no tiene sentido. Con una buena frecuencia y buena cantidad de unidades en las calles, sería muy requerido porque tiene una funcionalidad interesante”.

   “Esto puede servir para hacer trasbordos sin necesidad de entrar al microcentro, para ir de zona norte a zona sur, por ejemplo. Con más unidades en las calles, la frecuencia es mejor y, además, se ahorra la pérdida de tiempo de pasar por el microcentro para ir de una zona a otra”, finalizó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario