La ciudad

Un refugio de animales quedó casi completamente bajo agua

El albergue de la Protectora Sarmiento aloja a 140 perros, tres caballos y varios gatos. Ahora deben reubicarlos en forma temporaria.

Lunes 15 de Enero de 2018

Por cuarta vez en los últimos años, gran parte de los caniles del refugio de la Protectora de Animales Sarmiento quedaron bajo agua. Las intensas lluvias del sábado y la madrugada del domingo castigaron con dureza al predio que la asociación sostiene en la localidad de Zavalla, donde tienen un hogar una centena de perros, gatos y caballos rescatados de las calles de Rosario.

Llegar al campo de Zavalla no es tarea fácil. Los socios de la protectora no divulgan su ubicación para evitar que se convierta en un lugar donde la gente abandone sin culpa a sus mascotas. Además, el predio está sobre una calle de tierra, en una zona de terrenos baja que suele recibir el agua de los campos vecinos.

Durante gran parte de la jornada de ayer, voluntarios recorrieron ese camino varias veces para poder llevar a las mascotas hacia "hogares de tránsito", es decir casas de particulares que aceptaron recibir a los animales por unos días y hasta que drene el agua del refugio.

"Los traslados son difíciles y muy trabajosos", comentó Gabriela, una de las voluntarias, en un alto en la tarea. La joven había comenzado a trabajar sobre el mediodía de ayer y seis horas más tarde apenas había podido mudar a cuatro perros.

Trabajo a pulmón

En el refugio de la protectora se alojan actualmente 140 perros, tres caballos y varios gatos. Los animales llegan después de ser rescatados de casas donde recibían malos tratos o sufrir accidentes en la vía pública.

El predio de la localidad de Zavalla cuenta con cuatro sectores bien diferenciados y unos 60 caniles para alojar a los animales. Además cuenta con un hospital veterinario que recibe a los perros más viejos y los cachorros de pocos días.

Gran parte de estas instalaciones quedaron ayer bajo agua. Algunos de los animales se ubicaron en los caniles que se salvaron de inundarse. A otros se les encontró albergue temporal en casas de Rosario.

La protectora Sarmiento se sostiene en forma completamente voluntaria.

No recibe subsidios estatales ni de empresas. Pero la entidad cuenta con una red de socios que aportan mensualmente cuotas voluntarias para costear el alimento y la atención veterinaria de los animales alojados.

Además, de voluntarios que a diario se acercan al refugio para alimentar, pasear y acompañar a las mascotas que permanecen allí hasta que puedan encontrar un hogar.

En adopción

Todos los animales que se alojan en el refugio están en adopción. El problema es, dice Gabriela, que la mayoría son perros de edad "y la gente generalmente busca cachorritos".

Por eso, la población del refugio tiende a crecer con el paso de los años.

Los interesados en colaborar con el hogar pueden contactarse mediante su página de Facebook Protectora Sarmiento (Rosario) o a través de Instagram Protectora Sarmiento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario