La ciudad

Un protocolo que el Estado parece lejos de cumplir

Miércoles 08 de Mayo de 2019

El gobernador Miguel Lifschitz decretó en enero pasado la puesta en marcha del Protocolo de Actuación para la Prevención y Atención de Situaciones de Violencia de Género en el Ambito Laboral. La herramienta se puso en marcha para "promover un ámbito de trabajo libre de violencia, acoso sexual y discriminación basada en el género, orientación sexual, identidad de género o expresión de género, y fomentando la protección integral de los derechos humanos, la prevención y la sensibilización en materia de igualdad y equidad de género".

A seis meses de la primera denuncia en la Defensoría del Pueblo y con más de un mes y medio esperando que el Ministerio de Trabajo deje de hacer caso omiso del dictamen de la Secretaría de Derechos Humanos —ámbito de aplicación del protocolo anunciado—, María José A. R. aclara que "esta situación no pasa en cualquier lugar, pasa en el Estado y en un ministerio que pregona por los derechos de los trabajadores".

"Es inaudito y hasta parece una película de terror", dice la mujer y agrega: "Nosotros, los trabajadores del Ministerio de Trabajo, somos los que controlamos las condiciones laborales, los que debemos evitar y prevenir estas situaciones; sin embargo, allí mismo se están incumpliendo, una y otra vez".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario