La ciudad

Un plan para hacer controles de gas sigue sin reglamentarse desde 2014

La ordenanza fue aprobada por el Concejo, pero no se puso en práctica. Alertan por el mal estado de las instalaciones en el centro.

Jueves 28 de Junio de 2018

Una ordenanza aprobada hace cuatro años con el objetivo de realizar controles de rutina en instalaciones de gas todavía no fue reglamentada. El dato fue denunciado por la Asociación Profesionales Gasistas Sanitaristas (Aprogas), desde donde se manifestó una fuerte preocupación en pleno invierno y cuando a nivel nacional ya se produjeron varias muertes por inhalación de monóxido de carbono. "En el centro y macrocentro de la ciudad, cerca de un 40 por ciento de las cañerías es obsoleta", denunció el titular de la entidad, Jorge Cribb.

El plan titulado "Campaña gas seguro" fue presentado con el objetivo de "concientizar" a la población sobre su "buen uso", no sólo por la tragedia ocurrida en calle Salta 2141 (explosión de 2013 que dejó 22 muertos), sino por la "falta de información" y la necesidad de saber "cómo accionar en caso de inconvenientes".

Cribb mencionó que la puesta en marcha del proyecto sería de suma necesidad, por ejemplo, en el control en edificios públicos y para brindar información sobre el monóxido de carbono, "que es lo que termina matando a las personas sin que den cuenta".

La cuestión se reactivó a partir del fallecimiento de Miguel Bomchil, de 34 años, ex funcionario del gobierno porteño y ex asesor del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, el martes a la noche en su casa de Palermo (ver aparte).

Cuándo ocurre

En efecto, el monóxido de carbono se produce cuando la cantidad de oxígeno es insuficiente para la combustión completa de los artefactos. Lo pueden generar las calderas, calentadores de agua o calefones, estufas u hornallas de la cocina, además de hornos que queman gas o querosén, los hogares o cocina a leña, salamandras, braseros y los vehículos con el motor encendido.

El referente de la organización consideró que es "muy peligroso", antes de remarcar que es "silencioso: carece de olor, sabor y color, tampoco irrita los ojos, ni la nariz".

Por eso, insistió en la necesidad de reglamentar la ordenanza por varios motivos y recordó que en diversas oportunidades el Ejecutivo Municipal pareció avanzar sobre el tema, pero luego no lo hizo. Cuando el actual concejal del Frente Progresista Cívico y Social, Pablo Javkin, se desempeñaba como secretario General del municipio prometió la puesta en marcha de la iniciativa. "Quedó con nosotros que iba a reglamentarla, lo hablamos varias veces, pero eso nunca se logró", dijo por La Ocho.

Cribb relató las funciones que realiza en la entidad que preside. "Trabajamos con alumnos y gasistas matriculados para que conozcan los protocolos de seguridad existentes y enseñamos cómo se llevan a cabo los controles periódicos. Porque del mismo modo que el dueño de un auto con GNC está obligado a realizar una inspección cada cinco años, debería ocurrir lo propio con las tuberías".

El gasista dijo que la ordenanza propicia la realización de los análisis periódicos, como se hace en España, Colombia y Chile. "Así también vamos a terminar con la negligencia de hacer instalaciones irregulares una vez que se habilita el servicio de gas", sumó para luego ir a un ejemplo. "Las cañerías de Rosario son añejas, como las de Balcarce 23, donde en marzo de 2016 murió un hombre producto de una explosión", indicó antes de agregar que "podría decirse que un 40 por ciento de las cañerías son obsoletas".

Fondos

En tanto, a la hora de responder sobre cómo podría financiarse el control de las instalaciones, recordó los fondos que recibe el municipio al cobrar una tasa en las boletas del gas. El año pasado fueron 85 millones de pesos, una cantidad nada despreciable para llevar a cabo esta tarea, según Cribb.

Finalmente, el referente de Aprogas insistió en los objetivos de la iniciativa: no sólo difundir información referente al buen uso del gas y efectuar inspecciones, sino llevar a cabo convenios con Litoral Gas. "Nuestra idea es comenzar con los edificios públicos para luego pasar a los comercios y finalmente a los domicilios particulares", cerró Cribb.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario