La ciudad

Un plan para evitar la ceguera infantil, a punto de naufragar en la Legislatura provincial

El proyecto clave destinado a evitar la ceguera infantil, ideado en Rosario, perderá estado parlamentario en la Legislatura a fin de mes. Es un simple examen ocular a recién nacidos.

Miércoles 26 de Noviembre de 2014

Un proyecto clave destinado a evitar la ceguera infantil, una enfermedad prevenible, además de otras patologías podría perder estado parlamentario en la Legislatura santafesina, ya que fue presentado hace dos años. La iniciativa tuvo un largo derrotero desde que fue dada a conocer por impulso del oftalmólogo rosarino Alejo Vercesi, quien ayer se mostró extremadamente preocupado por la cuestión. Es que se apunta a conservar el órgano y hasta salvar vidas con la toma obligatoria del llamado reflejo rojo pupilar en los neonatos por parte del pediatra que lo recibe cuando la madre da a luz.

"El examen es clave para hacer diagnósticos en recién los nacidos", explicó el también titular de la cátedra de oftalmología de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). "Así como se mide la temperatura, se tendría que hacer este chequeo ocular", manifestó Vercesi.

Hasta el momento, el primer examen de ojos se realiza recién a los 4 años, porque existe la ley provincial 12.226/03 obliga a hacer un análisis de agudeza visual en preescolar. Sin embargo, "el mayor desarrollo del ojo se da antes", destacó el médico.

Vercesi insistió en que la instancia del nacimiento del niño es clave. Por eso habló de la necesidad de incorporar este muy simple screening (identificación de enfermedades de manera temprana) al examen pediátrico básico; en definitiva una pesquisa previa al chequeo oftalmológico.

El extenso camino del proyecto, que requiere contar con un oftalmoscopio (un aparato similar a una linterna cuyo costo no supera los mil pesos) en las áreas de neonatología de los hospitales público, está en una instancia decisiva.

La idea llegó a la Cámara de Diputados de la provincia a través de Ariel Bermúdez (legislador de la Coalición Cívica-ARI) y rápidamente logró despacho en la comisión de Salud. Luego, recibió media sanción y pasó a Senadores.

Es precisamente allí donde se presenta el actual escollo. Aunque ya pasó también por Salud y e incluso por Presupuesto, hoy no logra salir de Asuntos Constitucionales y en cuatro días (el 30 de noviembre) podría perder estado parlamentario.

"Creo que hay desidia porque son los propios senadores los que fijan la agenda y parecen estar más preocupados por otros temas", le dijo Vercesi a La Capital.

Según pudo saber este diario, desde la comisión de Presupuesto de Senadores se envió incluso una nota al Ministerio de Salud provincial para que se expida sobre el impacto económico del proyecto, pero la respuesta no llegó.

Nada oneroso. Sin embargo, Vercesi destacó que obtener los oftalmoscopios "no es para nada oneroso". Se trata de implementos importados que provienen de Alemania o Estados Unidos y que hasta podrían desarrollarse en el país.

Por lo pronto, Vercesi la búsqueda de contactos con referentes del senado provincial. En los últimos días no paró de golpear puertas y hacer llamados telefónicos, pero nadie le asegura que el tema pueda llegar al recinto en la sesión de mañana. Los plazos parlamentarios están a punto de expirar.

La historia de una chiquita que dejó una marca indeleble

El internacionalmente reconocido oftalmólogo rosarino Alejo Vercesi jamás olvida un episodio que lo marcó a fuego cuando hacía su residencia en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela.

Corría el año 1979 y tenía 28 años cuando recibió una paciente con retinoblastoma (tumor cancerígeno). El médico trabajó a destajo para paliar sus consecuencias, pero ya había hecho metástasis. Al poco tiempo, la chiquita falleció.

En aquel momento, como hoy, no existía la posibilidad de tomar el reflejo rojo pupilar, un examen que podría haber salvado a la paciente.

“Fue un hecho que me tocó muchísimo. Nada es casual”, dijo Vercesi al recordar que su iniciativa no sólo busca rescatar un órgano, sino vidas.

Algunas enfermedades que recibirían detección temprana son, además del retinoblastoma, la catarata congénita y la retinopatía.

Prototipo local

El oftalmoscopio es un instrumento para ver ampliado el fondo del ojo de un paciente, donde se encuentra la retina. Se basa en la reflexión por espejos de un rayo de luz que va al paciente. Si bien es fabricado en Alemania y en Estados Unidos a un costo de unos 100 dólares, la Escuela de Optica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad nacional de Rosario trabaja en la creación de un prototipo que podría lograr la generación del aparato en el país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario