La Ciudad

Un paso adelante: Rosario ya capacita al personal de tránsito en perspectiva de género

Una ordenanza estableció en octubre la obligatoriedad del curso para rosarinos que saquen su licencia y está por hacerse efectiva. Tras replicarse la idea en otras ciudades, Nación lo anunció a nivel nacional

Viernes 26 de Febrero de 2021

La obligatoriedad de capacitarse en perspectiva de género para obtener el carné de conducir es una decisión que el Estado nacional definió en estos días para todo el país, pero que Rosario ya había tomado a través de una ordenanza municipal en octubre pasado y se hará efectiva “en breve”, adelantó la secretaria de Género y Derechos Humanos, Mariana Caminotti, a cargo de los contenidos.

De hecho, todo el personal municipal vinculado a la gestión de las licencias ya está siendo capacitado en derechos humanos, derechos de mujeres, niñas, niños, adolescentes y colectivo LGBTIQ+, al mismo tiempo que se avanza en la definición de los contenidos que comenzarán a exigirse en los próximos meses para concretar el trámite. La ciudad no solo había dado el primer paso en ese sentido, sino que además, la decisión había sido replicada desde entonces a través de normativas locales en más de una decenas de municipios de todo el país. Ahora con la apuesta del Ministerio de Transporte nacional a través de la Dirección de Políticas de Géneros y Diversidades se extiende a todas las provincias.

“Con la aprobación del proyecto Rosario comenzó a liderar a nivel nacional lo que significa la formación en derechos humanos y perspectiva de género en un área donde se ven cotidianamente las violencias sociales y las violencias machistas”, señaló la concejala justicialista y autora de la ordenanza, Norma López.

Cierto es que la repercusión de la medida fue fuerte y no sólo en la agenda mediática, sino que además se convirtió en una referencia y se replicó municipios de todo el país, como La Plata y localidades del conurbano bonaerense, Viedma, Paraná y Victoria en Entre Ríos, la propia capital santafesina, Jujuy y municipios de Córdoba y Mendoza.

Al momento de la aprobación, la concejala remarcó que la tramitación de la licencia de conducir, a partir de los 18 años, es uno de los pocos espacios que “tiene el Estado para dialogar con una gran cantidad de mujeres y varones”, y lo consideró “una oportunidad” tanto para el Estado como para la ciudadanía para acceder a conocimientos no solamente de lo que es la perspectiva de género, sino para trabajar masivamente desde la perspectiva de los derechos humanos.

Capacitaciones y Ley Micaela

En ese marco y ahora con un nuevo impulso de la normativa nacional, la Secretaría de Género y Derechos Humanos del municipio ya había comenzado a transitar el camino de la capacitación de los agentes de la Dirección de Tránsito involucrados en la tramitación de las licencias de conducir para avanzar en la puesta en marcha de la ordenanza.

“Estamos ya trabajando para implementarla en breve”, recalcó Caminotti, y explicó que “en diciembre se comenzó con un curso de capacitación en el marco de la Ley Micaela que llevó adelante todo el personal vinculado a licencias de conducir”.

La funcionaria indicó que la definición “fue comenzar por la formación interna del propio personal que tiene a cargo los cursos para quienes aspiran a obtener la licencia”, y señaló que “ahora se trabaja en la fase de definir los contenidos y poder transversalizar los cursos”.

“Creemos que es una herramienta muy valiosa para sensibilizar y concientizar a la ciudadanía en temas de igualdad de género, revertir estereotipos sexistas y prevenir la violencia de género en todos sus tipos y modalidades, incluida la violencia contra las mujeres en el espacio público que también está comprendida en la ley nacional”, consideró Caminotti.

En paralelo, el municipio viene avanzando, en el Programa de Formación Obligatoria en Género para sus trabajadores que a un año de su implementación concretó la capacitación de mil agentes del Ejecutivo y el Concejo y se propone alcanzar en 2021 a otros 1.300 municipales, fundamentalmente de la secretarías de Control y Convivencia y de Movilidad.

Otro paso es la apertura de las capacitaciones a la sociedad civil, donde se trabaja coordinadamente con organizaciones, sindicatos y asociaciones a través de convenios para la formación por fuera del Estado. “Consideramos que es parte esencial de las tareas de prevención de la violencia y de la discriminación contra mujeres y colectivos LGTBIQ por eso hay mucho énfasis en este trabajo”, indicó la funcionaria.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS