La ciudad

Un partido de fútbol en un club de barrio terminó a los tiros y con un herido

Un chico de 15 años recibió un balazo en la espalda que partió de una moto. Sucedió poco antes de las 20 en Constitución y Ocampo. La Fiscalía analiza imputarle tentativa de homicidio al agresor.

Jueves 06 de Septiembre de 2018

Un partido de fútbol casi termina anoche en tragedia en Rosario. Todo se desencadenó cuando chicos de entre 16 y 17 años estaban jugando en el club Godoy de Constitución y Ocampo, y se desató una pelea subida de tono, presuntamente entre mayores, que terminó con una brutal balacera en la puerta de la institución. Cuatro personas que circulaban en dos motos dispararon en varias oportunidades y una de las balas impactó en la espalda de un menor de 15 años, que fue trasladado de inmediato por familiares al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca).


Según pudo saber este diario, la central de emergencias sanitarias de la ciudad recibió a las 19.53 un llamado dando aviso del violento incidente, solicitando una ambulancia. Un minuto más tarde, otro llamado suspendió ese pedido porque los familiares trasladaron por sus medios al adolescente herido.

En diálogo con LaCapital, el fiscal de flagrancia, Matías Edery, contó el resultado de las investigaciones preliminares. "El hecho ocurrió mientras se desarrollaba un partido de fútbol entre chicos de unos 16 y 17 años de edad".

"Los testigos refieren que hubo una pelea entre parte de los asistentes al evento, y que minutos más tarde se escuchó una intensa balacera en la puerta de la institución que terminó con un menor herido", indicó.

La víctima, un adolescente de 15 años, recibió un impacto de arma de fuego en tórax, con neumotórax. "Esta compensado, sin lesiones vasculares. En tratamiento con tubo de avenamiento pleural", apuntaron desde la Secretaría de Salud Pública municipal.

"El cuadro clínico no parece ser de gravedad. De todos modos siempre hay que esperar la evolución de estos casos, las próximas horas serán muy importantes", precisaron.

El partido que se estaba desarrollando era entre el local Francisco Godoy y María Madre de La Lata, el equipo de la parroquia de calle Paraguay al 3000.

De acuerdo a algunos relatos, tras la pelea que se dio en el interior, algunas personas salieron y posteriormente cuatro personas que llegaron en dos motos y que estaban armados, comenzaron a disparar hacia el interior del club. De hecho, la policía encontró al menos cinco vainas servidas de una pistola 9 milímetros desde el ingreso hasta el interior del club.

Una de esas balas dio en la espalda de un chico de 15 años, identificado como Lucas G., que fue derivado al Heca, donde fue intervenido quirúrgicamente anoche.

El fiscal de la causa confió que los testigos con los que dialogó aportaron información "muy precisa sobre al menos una de las motos que circulaba con los agresores".

El representante del Ministerio Público de la Acusación solicitó de inmediato al Centro de Monitoreo municipal y provincial que le informen si hay registros de cámaras de videoseguridad en la zona.

"En principio, en el lugar de los hechos no hay cámaras, pero si en cercanías. Esos aparatos pueden ser clave para seguir el recorrido de la moto que fue descripta por los testigos", agregó Edery.

Fuentes del MPA adelantaron que en la jornada de hoy se pondrán en contacto con las autoridades de ambos clubes para solicitarles colaboración tendiente a dilucidar lo ocurrido.

"Si los agresores eran personas que estaban viendo el partido o eran conocidos de quienes estaban en el estadio, seguro que las autoridades pueden aportar información valiosa al respecto", indicaron.

Edery continuará al frente de la investigación junto con el fiscal de Homicidios, Miguel Moreno. Si identifican al agresor podrían imputarle herido agravado por el uso de arma de fuego o tentativa de homicidio sino disparó al "voleo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario