La ciudad

Un nene sigue grave tras quemarse mientras jugaba en una casa de zona sur

Tiene ocho años y posee el 24% del cuerpo con quemaduras severas. El accidente ocurrió el martes a la tarde en Dorrego al 3800, cuando se divertía con amigos haciendo magia con alcohol y fuego.

Viernes 11 de Abril de 2014

Uno de los tres chicos que ingresaron al Hospital de Niños Víctor J. Vilela con quemaduras en diferentes partes del cuerpo provocadas durante un juego con alcohol y fuego continúa internado en terapia intensiva, según detalló ayer la directora del efector, Stella Binelli. La médica explicó que el nene de 8 años, que tiene el 24 por ciento del cuerpo con quemaduras severas, "evoluciona bien y está estabilizado sin asistencia respiratoria, pero debe continuar en terapia porque tiene lesiones severas".

Todo indica que los tres estaban jugando juntos en la calle al final de la tarde del martes cuando se produjo el accidente.

Los primeros en ingresar al hospital fueron dos hermanos, que fueron llevados por su papá. Eran una de 7 años con una quemadura leve del 2 por ciento del brazo, y un varón de seis que también tenía lesiones leves, pero en la zona del tronco.

"Ingresaron por la guardia y se les brindó asistencia inmediata, pero por las características de las heridas no fue necesario mantenerlos internados y continúan el tratamiento a través de los consultorios externos", explicó Binelli.

Quemadura severa. Sin embargo, el tercero del grupo, amigo de los dos hermanos, fue llevado por un vecino minutos más tarde y sus heridas "eran severas". En este caso, la directora del hospital explicó que ingresó con lesiones en el 24 por ciento de la superficie corporal y detalló que las zonas más afectadas fueron cuello, tórax, abdomen y los brazos.

"En un primer momento tenía un compromiso por inhalación en las vías respiratorias, por lo que requirió asistencia mecánica respiratoria, pero tuvo una buena evolución y a las 24 horas ya respiraba por sus propios medios", indicó la médica.

Pese a que recalcó que "está compensado", la directora del Vilela hizo hincapié en que "continúa en terapia por la magnitud de las lesiones y porque la superficie afectada es grande, lo que requerirá también la evaluación del equipo de cirugía plástica para determinar si necesitará injertos".

Además, indicó que "hay esperar la evolución día a día y ver la posibilidad de complicaciones, entre las cuales las infecciones son las más importantes".

Juego. Las quemaduras en los tres chicos se produjeron cuando jugaban en la calle junto a otros amigos, en la zona de Dorrego al 3800. Aparentemente y de acuerdo al relato que hicieron los padres a los médicos, los chicos estaban jugando "a los magos" y manipularon un tarro con agua y alcohol donde prendieron fuego.

"Pretendían hacer un acto de magia y cuando encendieron el alcohol fue provocó quemaduras por fuego directo", explicó Binelli, y señaló que todo indica que los chicos estaban en la vereda, por lo que no había ningún adulto en el momento del accidente.

 

Accidentes. Generalmente, las quemaduras se clasifican como de primero, segundo o tercer grado, lo que depende de la gravedad del daño que sufre la piel. Tanto el tipo de quemadura como su causa determinarán el tratamiento correspondiente. Todas se deben tratar rápidamente para bajar la temperatura del área quemada y reducir el daño en la piel.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario