La ciudad

Un muchacho subió al colectivo armado y asaltó a los pasajeros

El atraco ocurrió el domingo por la noche cuando el interno 369 de la línea 107 circulaba por Corrientes rumbo al área central. Es el segundo ataque que se produce en un ómnibus en menos de una semana.

Martes 25 de Marzo de 2014

En una semana, otro colectivo del transporte urbano de pasajeros fue asaltado por un grupo de jóvenes que se alzó con las billeteras y los celulares de todo el pasaje. Esta vez el atraco fue en la zona sur y, según consta en la denuncia policial, los ladrones tenían armas de fuego. En la Secretaría de Servicios Públicos del municipio aseguran que no se evidencia un incremento de este tipo de robos, aunque apuntan que todos los meses hay reuniones con autoridades policiales para abordar cuestiones relacionadas con la seguridad del servicio.

A las 22 del domingo pasado, el interno 269 de la línea 107 circulaba por Corrientes rumbo al área central. Cuando el colectivo amarillo, de la firma Rosario Bus, llegó a la esquina de Gaboto, un muchacho le hizo señas para que se detenga. Y, ni bien puso un pie en el interior del coche, sacó un revólver, apuntó al chofer y lo obligó a detener el vehículo.

Rápidamente, otros dos jóvenes subieron al ómnibus y, entre gritos e insultos, se llevaron las pertenencias de todos los pasajeros. De acuerdo al parte elaborado en la comisaría 15ª, unas quince personas se quedaron sin celulares, billeteras y otros elementos.

Después, los tres delincuentes bajaron del colectivo y escaparon corriendo por una de las cortadas abiertas hace unos ocho años en el territorio conocido como villa La Lata. Ni el chofer ni los pasajeros resultaron heridos.

Fuentes de la empresa Rosario Bus consultadas por La Capital no estaban ayer al tanto de los detalles del incidente. "Son actos vandálicos que se repiten. Como los colectivos ya no manejan dinero, se ataca a los pasajeros", indicaron.

Con poca suerte. En menos de una semana, el del domingo fue el segundo robo a bordo de un colectivo que toma estado público.

La suerte corrida por quienes viajaban hacia el centro en el 107 fue similar a la que el lunes anterior habían vivido los pasajeros del interno 15 de la línea 112, en la zona oeste de la ciudad.

El atraco al ómnibus azul de La Mixta fue a las 23.45 en Junín y Matienzo. Allí, cuatro muchachos inmovilizaron al chofer, lo golpearon y vaciaron los bolsillos y carteras de unas diez personas. Un joven también resultó herido en el cuello.

En esa oportunidad, el secretario adjunto de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Sergio Copello, había advertido que los ataques a colectivos eran "permanentes" y que diariamente se registraban "entre uno y dos robos que la gente ya ni denuncia si no hay heridos".

En alerta. En Servicios Públicos, en tanto, siguen de cerca las denuncias sobre hechos delictivos que se registran en los colectivos urbanos.

La titular del área, Clara García, prefirió no hablar de un incremento de casos.

"Todos los meses tenemos reuniones con representantes de las tres empresas, el gremio que agrupa a los choferes y autoridades policiales para evaluar esos temas, hacer un seguimiento y un mapa de los casos para poder desarrollar estrategias de prevención adecuadas", sostuvo la funcionaria.

No le dejaron ni las zapatillas

Un taxista fue asaltado ayer, a las 5.30, en Dorrego y Benito Juárez, en la zona sur de la ciudad. El chofer, que estaba al frente de un Corsa Wagon (RA 0731), circulaba por Dorrego al 4700 con dos hombres a bordo. Los pasajeros lo amenazaron con un arma de fuego, lo golpearon y le robaron la recaudación, las llaves del vehículo y las zapatillas. Después escaparon dejándolo adentro del coche. El conductor, de 49 años, denunció el atraco en la subcomisaría 21ª.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario