La ciudad

Un motociclista murió en zona sur y un auto cayó al arroyo Ludueña

Dos accidentes en las primeras horas de ayer marcaron el inicio del fin de semana. El fallecido circulaba sin casco por Buenos Aires y Uriburu

Domingo 21 de Octubre de 2018

Dos accidentes de tránsito, uno de ellos con una víctima fatal, marcaron el inicio del sábado.

   El primero se produjo aún en plena madrugada en la zona sur, donde un motociclista perdió el control del vehículo, cayó al pavimento y, al circular sin protección en la cabeza, el golpe resultó fatal y le provocó la muerte en el acto. El segundo, horas más tarde, fue en el cruce de Sorrento y avenida de Circunvalación, donde un Chevrolet Astra cayó de trompa al arroyo Ludueña. Allí, no hubo lesionados y fue necesario llamar una grúa para retirar el vehículo.

   Mauro Ariel Cortez tenía 40 años y circulaba de madrugada por la zona sur. Sobre las 3, en la intersección de Buenos Aires y Uriburu, nadie pudo determinar por qué perdió el control de la moto y cayó al pavimento.

   El impacto fue directo en la cabeza, ya que el hombre no llevaba el casco obligatorio, y el golpe sin protección le causó graves traumatismos en el cráneo que le provocaron la muerte en el mismo lugar del siniestro.    

La investigación

El hecho está siendo investigado por la fiscal de la Unidad de Homicidios Culposos, Valeria Piazza Iglesias, que ayer ordenó las primeras medidas al Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI).

   Los resultados de las pericias que se llevaron adelante en las primeras horas determinan, a priori, que en la mecánica del hecho no hubo participación de otro vehículo.

   Así y todo, todavía resta esperar la elaboración de los croquis del lugar y la respuesta al pedido de la fiscal de relevar las cámaras de videovigilancia que están instaladas en la de la zona.

Al agua

En otro punto de la ciudad, ya entrada la mañana, un Chevrolet Astra que circulaba por uno de los accesos de Circunvalación cayó a las aguas del Ludueña.

   El hecho se produjo entre Baigorria y Sorrento, donde el auto se precipitó de trompa a las aguas del arroyo.

   Más allá de la espectacularidad del hecho que captó las miradas de los testigos, la caída no provocó lesionados.

   Las primeras informaciones que surgen de la investigación indican que el conductor perdió el control sin la participación de otro vehículo, y cayó directo al curso de agua.

   Varios automovilistas que circulaban por el lugar frenaron para observar la situación y brindar asistencia.

   Más tarde, una grúa intervino para retirar el Chevrolet del arroyo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});