La ciudad

Un largo conflicto familiar con amenazas y denuncias cruzadas

En el marco de un agudo conflicto familiar con denuncias y contradenuncias que tuvo como rehenes a dos nenas, una mujer, Laura M., denunció haber sido víctima de violencia de género y recibido incluso una amenaza de muerte por parte de su ex marido.

Jueves 01 de Febrero de 2018

En el marco de un agudo conflicto familiar con denuncias y contradenuncias que tuvo como rehenes a dos nenas, una mujer, Laura M., denunció haber sido víctima de violencia de género y recibido incluso una amenaza de muerte por parte de su ex marido. La relación entre ambos, padres de las dos chiquitas, viene surcando situaciones críticas desde hace más de dos años que se tramitan en el Tribunal de Familia Nº 7, pero esta vez explotó cuando el hombre no restituyó a sus hijas al hogar materno y la mujer lo acusó judicialmente.

Laura M. cuenta que el régimen de visitas ordenado por el juzgado estipula que el hombre debe llevarse a las nenas los miércoles hasta el jueves pasado al mediodía, y un fin de semana de por medio.

Sin embargo, afirma que los incumplimientos son reiterados y que ha llegado a no saber nada de sus hijas "hasta por cinco días", ya que su ex —que vive en Funes— ni siquiera le contesta mensajes o llamadas.

Por eso el viernes pasado, el juzgado de familia en turno ordenó la restitución de las nenas a su madre.

Pero al ir a buscarlas a la casa de su ex, acompañada de dos policías de la seccional 23ª de Funes, Laura M. vivió un episodio de máxima tensión y se enteró de que el hombre le había hecho una contradenuncia por agresión, "falsa de toda falsedad". Incluso, dijo tener "testigos" que pueden corroborar "dónde estaba" el día en que su ex afirma haber sido insultado por ella "para conseguir una restricción de acercamiento".

"«¿Qué hacés en esta puerta, si no podés estar acá?», me dijo mientras de adentro salía su actual pareja, que me empezó a gritar de todo y a amenazar. Después me dijo: «De hoy no pasás, te voy a matar»".

Por eso radicó una denuncia por amenaza de muerte y violencia de género. La fiscal de turno, dice, prometió atenderla a las 21, pero "eso nunca ocurrió". Y como el padre de sus hijas no cumplió con la orden de restitución, el lunes pasado volvió al tribunal de familia, donde le notificaron que el hombre había ido primero junto a las nenas.

"Lo que él quiere es quebrar a esta mujer, internarla en un psiquiátrico, apoderarse de sus bienes y quedarse con las nenas", se indignó Scarzi, quien ayer presentó un nuevo escrito reclamando la restitución de las menores a su madre, en virtud de que no se cumplió la orden anterior y el hombre amenazó de muerte.

Hay un punto en que las versiones se contraponen. Y mucho: mientras Laura M. y su abogado aseguran que ningún fiscal los atendió hasta ayer ni en la sede regional del Ministerio Público de la Acusación ni en la que aborda los delitos sexuales y de género, el parte de prensa de la Fiscalía asevera que sí.

En los dos sitios, afirmó el letrado, les dijeron "que hasta que terminara la feria" (por hoy) no habría fiscal para tomar el caso.

"El sistema no funciona: no puede ser que en enero, por la feria, nadie tome un caso de violencia de género y amenazas de muerte", dijo Scarzi. Lo que sí le ofrecieron a Laura M. fueron "rondas policiales".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario