La ciudad

Un joven se electrocutó y murió en el interior de una iglesia

Adrián (más conocido como Piluso en el barrio), llegó descalzó a la iglesia que está situada en Garibaldi y Colón de nuestra ciudad, tomó el micrófono para hablar y recibió una descarga eléctrica.

Miércoles 24 de Enero de 2018

Un joven murió electrocutado esta tarde en el interior de una iglesia San Expedito en el barrio Las Heras, de la zona sur de la ciudad. El hecho ocurrió esta tarde, alrededor de las 18.30, cuando llegó descalzo al templo y tomó el micrófono y recibió una descarga eléctrica que, aunque no fue fulminante, derivó en su fuerza.
Todo sucedió alrededor de las 18.30, en la iglesia que está ubicada en Garibaldi y Colón, de la zona sur, en momentos en que los feligreses estaban rezando (es día de rezo y oración) e ingresó el joven (Adrián, más conocido como Piluso en el barrio), quien luego de rezar un rato ante los santos, tomó el micrófono como para hablar y recibió una descarga eléctrica.
Adrián (de entre 38 y 42 años), vivía en la calle a pesar de tener familia y era muy querido, según relataron los vecinos. Estaba descalzó y mojado, porque al parecer se había bañado minutos antes, y al tomar contacto con el micrófono recibió esa descarga que lo desplomó en el piso y más allá de la ayuda que recibió y de que los médicos intentaron reanimarlo durante varios minutos, finalmente nada pudieron hacer.
"Este chico siempre venía acá, porque todos los miércoles nos juntamos para rezar", contó una vecina que fue testigo directo del hecho, quien además agregó que "era un chico muy querido en el barrio, vivía en la calle, pese a que tenía su familia".
En tanto, otra vecina contó cómo fue la situación que les tocó presenciar. "Él ingresó a la iglesia y fue derecho a los santos, rezó un poco y después se corrió hacia el altar. Se agacha y alcanza a tomar el micrófono y ahí es cuando se electrocuta", argumentó en diálogo con Canal 3.
Y enseguida acotó: "Estaba descalzo y mojado, porque estaba recién bañado... Primero pensamos que podía ser un ataque de epilepsia".
Rápidamente fue asistido por las personas que estaban en la iglesia, quienes lo auxiliaron y llamaron inmediatamente a emergencias, llegaron dos ambulancias y fue asistido, puesto que no murió de manera fulminante, sino que alcanzó a ser atendido por los médicos, que intentaron reanimarlo pero que finalmente no pudieron salvarlo.
Está trabajando en el lugar personal de la Policía de Investigaciones (PDI), mientras se aguarda la llegada de la fiscal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario