La ciudad

Un incendio causó graves daños en un taller de jóvenes con discapacidad

Está en Callao 565, fabrican pastas y concurren unos 15 chicos. El fuego dañó el sector donde desarrollan actividades artesanales.

Viernes 13 de Abril de 2018

Un incendio causó severos daños materiales en el Taller Nazareth, una organización que alberga a chicos con distintos tipos de discapacidades y donde funciona una fábrica de pastas frescas. El siniestro se produjo en la mañana de ayer en la sede de Callao 565, donde desarrolla sus actividades hace 30 años, y afortunadamente no hubo lesionados de consideración.

"El incendio fue tomado a tiempo, pero hizo un desastre. Estamos y seguiremos adelante por la ayuda de la gente", comentó Gabriela Giddi, una de las fundadoras de la entidad, quien manifestó que "una de las formas para que la comunidad rosarina pueda ayudar es comprar los productos que se elaboran en este lugar".

Visiblemente conmovida por la tensa situación atravesada, Giddi confió: "Todavía estamos bajo el efecto de shock que nos ocasionó este problema. La verdad es que fue algo que nos afectó muchísimo. Este taller funciona hace más de 30 años y la ciudadanía lo sabe. Y es un emprendimiento que lo sostenemos los padres con muchísimo esfuerzo".

En ese sentido, sostuvo que ahora los máximos referentes de la entidad "estamos tratando de ordenar un poco las ideas, y ver cómo podemos salir de este terrible momento".

"Por suerte no hay que lamentar víctimas, los chicos están bien. El incendio fue tomado a tiempo, pero hizo un desastre en cuanto a lo material. En la institución estamos pasando por un momento económico y financiero muy duro. Y justo habíamos decidido reabrir los domingos como una forma de ayudar a que vengan a comprar nuestras pastas", señaló.

Según contaron los responsables del lugar, el incendio provocó "sólo daños materiales" en la parte interna de la casa.

Vale recordar que el taller tiene incorporada la fábrica de pastas en la parte de adelante desde hace más de 20 años. "Por suerte, ese sector no fue afectado", expresó Giddi.

La parte de atrás del inmueble, donde se desarrollan habitualmente las actividades artesanales, fue la zona que expuso consecuencias materiales más graves.

Más allá de eso, "todavía no se sabe cuál fue la causa que inició el fuego", confió Giddi, por lo que se espera por la pericia que realicen los bomberos.

Al Taller Nazareth concurren 15 chicos con distintos tipos de discapacidades, todos mayores de 18 años, y en el momento en que se produjo el siniestro, estaban trabajando en el lugar.

"Lo bueno es que no fue de noche, porque nadie lo hubiera advertido a tiempo y el daño hubiera sido mucho mayor. Acá se advirtió rápidamente que había primero humo y después fuego. Eso permitió actuar rápido y llamar enseguida a los bomberos. Por suerte, todos los chicos están bien de salud", recalcaron.

"Durante estos más de 30 años, siempre recibimos mucha ayuda de los rosarinos, estamos seguros de que la vamos a seguir recibiendo", se esperanzó Giddi.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario