La ciudad

Un hotel debe indemnizar a una ex empleada con cáncer despedida de manera "discriminatoria"

El hecho ocurrió en 2015 y por entonces la mujer se desempeñaba como moza. La justicia estableció que la empresa deberá pagarle por daño moral y también por daño psíquico

Jueves 14 de Octubre de 2021

Un hotel céntrico de Rosario deberá indemnizar a una ex empleada que fue despedida de manera "discriminatoria" ya que padecía de cáncer de mama, según la resolución de la Cámara de Apelaciones en lo Laboral de los Tribunales de Rosario, que dejó firme un fallo de 1ª instancia.

El episodio se produjo en 2015, cuando la mujer, que se desempeñaba como moza, debió atravesar esa enfermedad y pidió licencia. Al recibir el alta, y tras una serie de diálogos con la empresa, fue despedida.

Los abogados patrocinantes de la mujer son Pablo Copes y María Julia Collado. En declaraciones al programa "El primero de la mañana", de LT8, Copes indicó que "la Cámara de Apelaciones en lo Laboral confirmó la sentencia de 1ª Instancia y la misma quedó firme en cuanto al alcance del despido discriminatorio que establece una indemnización por daño moral y también por daño psíquico de mi clienta".

El letrado explicó que lo que se pudo acreditar -a través de testimonios, indicios y pruebas periciales médicas- es que "hubo un despido discriminatorio". Abundó: "En su momento a mi clienta se la despidió sin causa. Ella había contraído cáncer de mama, una enfermedad bastante estigmatizante para una mujer. Le dieron el alta para que pudiera incorporarse a tareas acordes a su capacidad disminuida, porque todavía sentía una dolencia en el brazo. Hubo una serie de evasivas hasta que la citan a prestar tareas habituales. Al momento en que se presenta en la empresa, aparece un escribano y proceden a despedirla sin causa. Luego, al contestar la demanda, ponen como excusa que no tenían tareas adecuadas para esa capacidad disminuida que tenía esta mujer, pero nunca le hicieron pruebas".

"Lo que pudimos demostrar es que a esta persona la despidieron basándose en que padecía esta enfermedad y que la misma podría aparecer nuevamente. Desgraciadamente, pasó así durante el transcurso del proceso. Aparte hubo testimonios de empleados y exempleados que aseguraron que no hubo disposición de parte de la empresa para reubicar a esta mujer", agregó Copes.

El abogado de la mujer precisó: "Lo que perseguimos es una indemnización por el despido discriminatorio, que está de cierta manera tarifado en siete sueldos, más una acreditación por el daño psíquico. Nos hubiera gustado que esto no hubiera sucedido porque son hechos traumáticos y estigmatizantes".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario