Pandemia

Un hombre de 46 años, la tercera víctima fatal en Casilda

Falleció el miércoles y el hisopado posterior dio positivo. Sufría una patología de base pero no estaba internado. Ayer se dieron 12 casos positivos.

Sábado 01 de Agosto de 2020

Un hombre de 46 años que sufría de una patología de base y que falleció el miércoles en su domicilio en Casilda se transformó en la 15ª víctima en la provincia (luego se confirmó la 16ª, ver página 4), la tercera en esta ciudad del departamento Caseros. Trabajaba en una empresa metalúrgica local, a la que no estaba asistiendo por razones de salud, fue hisopada tras el deceso y se confirmó que estaba contagiado con Covid-19.

Este caso volvió a golpear duro en Casilda un par de días después de la anterior muerte, una joven de 28 años, y la tercera en apenas seis días porque el domingo pasado se había registrado el fallecimiento de otro joven de 18 años.

Las edades de las víctimas marca claramente que no por ser del rango de riesgo (más de 60 años) se está sin peligro.

Encima, en esta ciudad de 40.000 habitantes que se registraran 3 muertes (la misma cantidad que en Rosario, donde vive un millón de personas) y que los contagios ayer ascendieran a 43 muestran que la medida de retrotraer a fase 3 de aislamiento es lógico (a última hora en Casilda se anunció un total de 56 contagios).

Esta muerte fue confirmada a La Capital por el director del Hospital San Carlos, Omar Moya, quien aclaró que la víctima no fue atendida en el nosocomio casildense. Más tarde lo publicó el parte epidemiológico provincial, que además constató otros 12 positivos, llegando a 43.

En fase 3

Por esto la conmoción en Casilda, que ante la escalada de casos y la seguidilla de desenlaces fatales se tuvo que volver a fase 3 y agregar restricciones sostenidas por el decreto provincial para intentar frenar el avance de la pandemia en esta localidad cabecera del departamento Caseros.

El actual cuadro de situación cambió el humor social de tranquilidad y cierta relajación que reinaba entre los casildense hace poco más de diez días, cuando la ciudad registraba apenas tres casos confirmados.

Es que la que la curva de contagios no solo empezó a crecer exponencialmente en poco tiempo, sino que además inquieta a los pobladores que ya exista en Casilda "transmisión comunitaria del virus", tal como lo consideró la Dirección Provincial de Epidemiología del Ministerio de Salud al no poder establecer el nexo epidemiológico de varios infectados.

Con lo resuelto, se suspendieron hasta el 13 de agosto las salidas recreativas y de permanencia en espacios públicos, así como encuentros familiares y afectivos, actividades deportivas en gimnasios y clubes, además de eventos culturales y celebraciones religiosas.

Tampoco abrirán bares y restaurantes para la atención al público aunque tendrán la chance de trabajar bajo la modalidad de delivery o take away, mientras que los locales comerciales minoristas y establecimientos fabriles seguirán funcionando bajo estrictos controles.

Esto alivia en alguna medida la preocupación que había generado especialmente en el sector comercial la posibilidad de que el cambio de fase implicara un freno mayor, algo que no sucedió, aunque no se descarta que haya modificaciones en los horarios de funcionamiento.

El subsecretario de Salud de Casilda, Ariel Aquili, intentó llevar tranquilidad a la comunidad y vinculó la mayoría de los casos registrados en la ciudad a encuentros y reuniones sociales y familiares que ahora están prohibidos.

Asimismo, el funcionario indicó que la mayoría de los infectados se encuentran en aislamiento domiciliario, en buen estado, mientras que los pacientes internados evolucionan favorablemente. En ese marco destacó que dos personas que contrajeron la enfermedad mejoraron su salud al recibir plasma y ya están en salas comunes.

En tanto permanecen aislados preventivamente entre 200 y 250 vecinos por haber tenido algún tipo de contacto con infectados. Aquili dijo respetar la decisión provincial de considerar a Casilda como ciudad de transmisión comunitaria, aunque explicó que "en la mayoría de los casos ya se estableció el nexo epidemiológico y si bien en otros aún no se pudo no significa que no lo hayan tenido más allá de que cueste determinarlo".

Por otra parte, al detectarse que una agente policial de la comisaría de Arteaga presentaba síntomas compatibles con Covid-19, las autoridades activaron el protocolo y dispusieron aislarla preventivamente al igual que el resto del personal hasta al menos conocerse el resultado del hisopado que se le practicó a la mujer.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS