La ciudad

Un grupo de padres fiscaliza los plazos de obras en el Normal Nº 2

Conformaron con docentes y alumnos una Comisión de la Comunidad Educativa del Normal Nº 2, que seguirá el día a día de los trabajos, e intentan sumar voluntades.

Sábado 05 de Diciembre de 2015

Que la reparación del centenario tendido eléctrico esté finalizada para mediados de diciembre y que el ciclo lectivo de 2016 se inicie con la reparación de los pisos y los cielo rasos terminada, y los ventiladores colocados. Esa es a corto plazo la meta que se propuso la llamada Comisión de la Comunidad Educativa del Normal Nº 2, conformada por padres, educadores, docentes delegados de Amsafé Rosario, alumnos secundarios y terciarios, un grupo que se armó luego de que un adolescente recibiera dentro de la propia escuela una descarga eléctrica y que se propuso lograr que el Ministerio de Educación respondiera a la demanda de garantizar la seguridad dentro del establecimiento con obras y plazos concretos.
  “Acá se juega la seguridad de todos”, recalcó David Abad, uno de los padres que integra el grupo que en las últimas semanas hizo circular una carta abierta donde se proponen darse a conocer, pero sobre todo “sumar voluntades para construir una mejor educación”, recalcó.
  El conflicto que puso bajo la lupa las falencias estructurales del edificio de Balcarce y Córdoba —parte del patrimonio de la ciudad que comparte la manzana con el histórico inmueble de la Facultad de Derecho de la UNR— se desató el 29 de octubre pasado, cuando en medio de una mañana de tormenta un alumno de quinto año recibió una fuerte descarga eléctrica al apoyarse sobre el mostrador de chapa de la cantina del patio.
  El adolescente, que había llegado descalzo y mojado en medio de los charcos de lluvia, fue despedido hacia atrás, cayó de espalda y logró recuperarse sin sufrir secuelas.
  Suspensión de las clases, protestas, reclamos de padres, docentes y alumnos, asambleas, la designación de un perito de parte, y el compromiso de llevar adelante las obras, fue todo lo que sucedió luego hasta que la comisión veedora logró que desde el gobierno provincial garantizaran no sólo el avance de los trabajos, sino el plazo en el que se llevarían adelante.

Cronograma. Con un cronograma de obras entregado por las autoridades del propio Ministerio de Educación, los padres que conforman la comisión aseguraron ayer que los trabajos ya se pusieron en marcha y que lo primero que debe terminarse para mediados de este mes es justamente la renovación de la instalación eléctrica de todo el edificio, que además se llevará adelante en forma sectorizada para que ofrezca mayores garantías de seguridad.
  Sin embargo, se ocuparán además de llevar adelante el seguimiento de las tareas que deben realizarse durante el receso. Así, el inicio de la recuperación de la medianera con la Facultad de Derecho de la UNR y la reconstrucción del patio para los alumnos del Jardín de Infantes es una de las prioridades, así como la renovación de los pisos y los cielo rasos de las aulas, la instalación de los ventiladores y el proyecto para la licitación del sistema de calefacción.
  “Todo eso debe estar listo para el inicio del ciclo lectivo 2016”, recalcó Abad, quien tiene una hija egresada de la escuela y dos cursando, uno en primaria y otro en la secundaria. “Nuestro objetivo es lograr que todo eso que nos plantearon, se cumpla”, enfatizó.

La carta. Sin embargo, más allá de los logros en el corto plazo y a partir del incidente de octubre pasado, los padres se plantearon a través de una carta abierta otra meta: sumar a todos quienes son parte de la comunidad educativa. “Desde quienes estamos dentro de la escuela como de los chicos y los vecinos, porque la educación la hacemos entre todos, y de eso se trata la defensa de la escuela pública”, recalcó Abad.
  Aunque en el texto remarcan la pelea que tuvieron que dar “para conseguir las seguridades más elementales que venían siendo retaceadas por el Ministerio de Educación” y los largos años que el Jardín de Infantes lleva esperando por la refacción del arenero, también destacaron el trabajo de “la comisión multisectorial —integrada por padres, docentes y alumnos—”. También remarcaron  el acompañamiento de la nueva rectora, Nélida Gómez, y se propusieron “sumar voces al proceso de participación” que comenzó en la escuela y que incluso propone extender a otros establecimientos. “Replicar, esa la es la idea”, concluyó uno de los padres.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario