La ciudad

Un grupo de estudiantes denunció que fue estafado por un compañero de curso

Un joven, que cursa el último año del EMPA 1299, se quedó con el dinero que el grupo juntó para la fiesta de graduación y desapareció.

Jueves 11 de Octubre de 2018

Un joven que cursa el último año del EMPA 1299, de Córdoba 2600, fue denunciado por estafa por sus compañeros, quienes lo acusan de haberse quedado con el dinero que habían juntado entre todos para realizar la fiesta de graduación del curso (son 30 compañeros) y desde hace unos días desapareció y nadie sabe dónde está.
Sus compañeros denuncian que fueron estafados por este joven (Marcos R. de 26 años), que es oriundo de Entre Ríos, pero que hace varios años vive en Rosario. No obstante, gente que lo conoce de su paso por esa provincia afirma que es un modus operandis habitual en este joven, que luego de realizar alguna estafa similar desaparece de los lugares que frecuentaba.
Este joven, que de acuerdo a sus compañeros era un alumno casi ejemplar ("tenía diez en casi todas las materias y les daba clases particulares a sus compañeros que tenían problemas", afirma una compañera y amiga), fue el elegido para comenzar a organizar la fiesta de graduación de los alumnos de 5º año de esa escuela. "Nos sentimos doblemente estafados, porque es un compañero al que les teníamos confianza, y le brindamos todo el apoyo para realizar esta fiesta de graduación. Pero nos estafó", argumentó José, uno de los compañeros del curso.
El muchacho se encargó de reservar el lugar y de recaudar los fondos con sus compañeros para tener la fiesta soñada. De hecho, además de reservar el salón, hizo el primer depósito de 9.600 pesos. Pero cuando llegó el momento de poner unos 50 mil pesos más que habían juntado entre todos para confirmar la fecha y el salón, el muchacho desapareció y hace desde el viernes pasado que nadie lo encuentra por ningún lado. No contesta el teléfono, no asiste a la escuela y en la casa dicen que tampoco está. Y no saben donde está.

Todo comenzó cuando arrancaron juntamos la plata y al ver que pasaban los días y que "no veíamos ningún recibo que constate la veracidad de lo que supuestamente estaba contratando nos acercamos al salón. Ahí nos confirmaron que la fecha existía y que el salón estaba reservado, pero que solo había un depósito inicial de 9.600 pesos".
La fecha está prevista y el salón reservado para el 8 de diciembre, pero "si no abonamos el 50 por ciento del pago se daba de baja la fiesta".
José contó también, en diálogo con Canal 5, que cuando lo fueron a consultar a Marcos para saber qué pasaba con el salón, "vimos que no nos daba respuesta a lo que nosotros le preguntábamos, y ahí empezamos a desconfiar. Averiguamos por todos lados y ahora no lo encontramos por ningún lado. Desapareció".
También fueron a buscarlo a la casa para ver si tuvo algún problema, pero "no tuvimos respuestas y gracias a eso nos vamos a quedar sin fiesta".
Sus compañeros también señalaron que "le escribimos, intentamos comunicarnos con él por distintos medios, incluso la directora del establecimiento, que se sorprendió con este hecho, también intentó hacerlo. Pero tiene el celular apagado y no contesta. No dio señales de que haya tenido un problema ni de querer devolver el dinero".
"Nos sentimos doblemente estafados, porque es un compañero al que les teníamos confianza, y le brindamos todo el apoyo para realizar esta fiesta de graduación. Pero nos estafó".
En total, los alumnos juntaron alrededor de 60 mil pesos (los 50 mil que tienen que depositar ahora y los casi diez mil que con los que ya señaron el salón). "Pero de los 50 mil no se sabe dónde está, ni que hizo con ese dinero", señalan.
Embed
x

"Es extraño porque es un alumno que se sacaba siempre diez, era buen compañero, incluso cuando te iba mal te daba clases particulares y hasta a veces salíamos juntos", contó Gisela, que se definió como amiga, además de compañera de estudios.
"Nada hacía pensar que podía estafarnos, es extremadamente raro. Después que nos dimos cuenta de la situación empezamos a sospechar de lo que estaba pasando. No entregaba plata y cuando le preguntábamos él decía que sí. Pero no nos mostraba recibo, hasta que hace unos días le pedimos que nos mostrara los nuevos contratos y desde ahí desapareció y nadie sabe nada de él".
Ya hicimos la denuncia y le vamos a mandar una carta documento y sino aparece en el plazo de 48 horas, lo dejaremos en manos de la Justicia", relató Gisela, quien aclaró que por todo esto decidieron hacer pública la denuncia.
Incluso contó que al subirlo al Facebook personal de algunos de los chicos, se comunicó gente de Entre Ríos que conoce a esta persona, y que les manifestó que allá también lo había hecho. "Siempre hace lo mismo, cada que vez que hace algo así desaparece por un tiempo", contó que les dijeron, pero Gisela recalca que "nunca nadie había hecho lo que hacemos nosotros, de hacer la denuncia y de hacerlo publico".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario