La ciudad

Un foco infeccioso al lado de la sala de diálisis

Las condiciones higiénicas de algunos sectores del hospital Centenario son alarmantes. Uno de los focos infecciosos está ubicado en un pequeño patio interno al que dan, justamente, varias de las ventanas de la sala de diálisis.

Miércoles 20 de Abril de 2016

Las condiciones higiénicas de algunos sectores del hospital Centenario son alarmantes. Uno de los focos infecciosos está ubicado en un pequeño patio interno al que dan, justamente, varias de las ventanas de la sala de diálisis. Allí, además, en medio de la mugre, está instalado el aire acondicionado que refrigera el área donde las personas cumplen con el tratamiento para la insuficiencia renal.

Esto implica serios riesgos para la salud de las personas. La toma del aire, como muestra la foto, está en el medio de gruesas capas de excremento de palomas y basura de todo tipo. Ese patio, que se parece a simple vista a un basural, con paredes grises de suciedad y el suelo negro, tapado de escombros y deshechos, hace años que no se limpia. Está comprobado que el excremento de paloma, por ejemplo, genera decenas de enfermedades en humanos, especialmente en personas con defensas disminuidas, como es el caso de aquellas que están en diálisis o internadas por diversos problemas orgánicos. También resulta llamativo que a ese patio interno dan las ventanas de la dirección del hospital, con lo cual es imposible que nadie haya visto lo que allí sucedía. Otros de los afectados son los becarios e investigadores de la UNR que trabajan en el instituto de inmunología, que es lindero a ese sector (el ingreso es por calle Suipacha y se alza en la misma manzana que el hospital) y cuyas ventanas dan a ese mismo sitio.

Allí, hace tiempo que mantienen las ventanas cerradas conscientes de los riesgos que ese lugar tiene para la salud. Por lo tanto, optaron por evitar todo contacto con el exterior. Incluso, reclamaron en varias ocasiones que se limpiara el lugar pero sus pedidos no fueron atendidos. ¿Quiénes son los responsables? ¿Por qué nadie se encarga de la limpieza de zonas al aire libre del hospital? ¿A qué obedece la desidia?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario