La ciudad

Un feto muerto fue hallado por un pescador en la costanera central

Desde fiscalía estimaron que se trataría de un cuerpo de unos tres meses, que fue derivado al Instituto Médico Legal para la autopsia

Lunes 19 de Febrero de 2018

Un feto muerto fue hallado flotando ayer por la tarde en el río Paraná, a la altura de los silos Davis. Un grupo de pescadores advirtió que podría tratarse de un cuerpo y dio aviso del hallazgo a las fuerzas de seguridad.

Según el área de prensa de Fiscalía, se trataría de un feto de más de tres meses de gestación, aunque se aclaró que "se espera la autopsia para confirmar" este dato. Otras fuentes en el lugar señalaron que podría tratarse de un feto de tres a cinco meses de gestación y de sexo masculino.

En el parque de las Colectividades había poca gente pasado el mediodía de ayer. La mayoría estaba ubicada bajo la escasa sombra que arrojan las copas de los árboles cercanos a la barranca. El tórrido calor no daba tregua. Hasta allí fue Osvaldo con novia a pescar. Eran cerca de las 14 y esa aplastante tranquilidad se vio alterada cuando otros pescadores comenzaron a hablar de que, entre los camalotes, a la orilla del río podía haber un pequeño cuerpo.

Pero ninguno de ellos se animó a acercarse. Sí la novia de Osvaldo, quien fue el que finalmente decidió sacarlo del agua. "Escuché a un grupo de pescadores que decía que había un feto. Entonces nos acercamos con mi novia y lo vimos flotando", contó el joven que junto con su pareja esperaba a un costado del Museo de Arte Contemporáneo Rosario (Macro) que llegaran desde el Sies para retirar el pequeño cuerpo, que yacía del otro lado de la baranda sobre el césped tapado con una pequeña toalla rosa.

"Lo enganché con la caña de pescar y lo saqué. Estaba entre los camalotes", explicó Osvaldo, que había llegado desde la zona norte de la ciudad para pasar una apacible tarde con su novia al borde del río. El relato del muchacho se volvió más pausado, con muestras de impresión y dolor por lo vivido momentos antes. "Lo saqué, lo lavé y mi novia llamó a la Policía, que se puso en contacto con la Prefectura", aseguró al ser consultado por LaCapital.

A un costado bomberos, oficiales de prefectura, fiscalía y de la Policía de Investigaciones terminaban de recoger el feto, que fue llevado hasta el Instituto Médico Legal para la realización de la autopsia.

Para Osvaldo el cuerpo no llevaba mucho tiempo en el agua, ya que no le pareció ver indicios de descomposición. Otras personas consultadas que estaban en la zona no vieron ningún movimiento extraño o que alguna persona dejara allí lo que terminó siendo un feto.

A esa zona de la costa rosarina no llegan las cámaras de seguridad. Las más cercanas son las del museo de Arte Contemporáneo y más lejos hay algunos aparatos ubicados sobre la calle.

A lo largo de este verano las fuerzas de seguridad tuvieron bastante trabajo en esa zona, rescatando cuerpos, la mayoría de jóvenes, que murieron al tratar de pescar o sentarse donde está prohibido hacerlo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario