La ciudad

Un error impidió imputar a un actor local por violencia machista y abuso sexual

Daba clases en la casa de la Cultura Arijón y participó de una obra de teatro infantil. Lo denunciaron hace un año, pero aún no fue imputado.

Domingo 11 de Agosto de 2019

La mañana del viernes un colectivo de actrices de Rosario se congregó en el Centro de Justicia Penal (CJP), de Virasoro y Mitre, a la espera de un trámite que expondría una grave situación: la audiencia imputativa por abuso sexual simple contra un actor vinculado a la escena local y denunciado por al menos tres mujeres que habrían sido blanco de los ataques. Sin embargo, el trámite quedó trunco luego de que la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) confirmara que el hombre no pudo ser notificado.

   Sala 8. Juez: Hebe Marcogliese. “Augusto I. sobre abuso sexual simple y carpetas acumuladas. Imputativa sin detenido”, se asentó en la grilla de audiencias del CJP. Se trata de hechos denunciados hace un año y que hasta el momento no tuvieron trascendencia pública por el respeto de las víctimas y denunciantes al proceso judicial, que tendría el viernes, a las 9, su primer trámite formal.

   La audiencia puso en alerta al colectivo de mujeres y actrices que desde el año pasado vienen acumulando datos y abordando el tema. Ahora advierten que es el momento de exponerlo por el resguardo a potenciales víctimas y para que el acusado no evada la acción de la Justicia.

   Sin embargo, la imputación no se celebró. La explicación oficial que recibieron las mujeres es que no encontraron al hombre en su domicilio particular, y que frente a ese inconveniente sería reprogramada. Algo que no conformó a las víctimas porque tras agotar todas las instancias administrativas, ahora pretenden un firme accionar de la Fiscalía.

   Sandra es una de las mujeres que denunció a Augusto. Indicó a La Capital que son al menos ocho los casos de acoso y violencia machista que pudieron constatar en base al relato de otras víctimas. Tres de ellos están en manos de la fiscal Noelia Riccardi, de la Unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual.

   El denunciado es un actor, payaso y docente interino de teatro que se desempeñó en la Casa de la Cultura Arijón (avenida Arijón 84) contratado por el Ministerio de Innovación y Cultura de la Santa Fe. Y también participó de la puesta en escena de una obra infantil en agosto de 2018 en el Teatro La Comedia.

   Hace un año fue denunciado administrativamente por compañeras de trabajo que alertaron sobre su conducta. Entonces fue apartado de su cargo y luego cesanteado, mientras sigue sujeto a un sumario. Cabe aclarar que los hechos no fueron cometidos en el ámbito laboral, según consignaron fuentes cercanas al caso.

   La abogada María José Clutet, que asesora a las víctimas en la causa penal, explicó a este diario que fueron “situaciones desagradables, donde existieron prácticas sexuales no consentidas y hasta violentas. La pasaron muy mal. Cuando una de las víctimas contó lo que le había pasado advertimos algo muy grave”.

   La profesional remarcó que, como primer paso, se hizo la denuncia administrativa para impedir que las víctimas compartieran espacio de trabajo con el supuesto abusador. “Iniciamos un largo camino. De los ocho casos, cinco están en el expediente administrativo y tres llegaron a la Fiscalía”, agregó Clutet.

   Lo cierto es que los hechos quedaron asentados en una carpeta judicial en octubre de 2018 cuando tres mujeres presentaron la denuncia penal: una por violencia de género y la otra por abuso sexual. En mayo una de los casos fue desestimado, ya que no se pudieron constatar las lesiones de la víctima por el transcurso del tiempo.

   Pero la investigación siguió su curso y sumó declaraciones de al menos cinco víctimas que expusieron su experiencias ante la fiscal Riccardi. Con esos elementos, la titular de la acusación elevó el pedido de audiencia imputativa.

   Con la expectativa lógica algunas de las víctimas y el colectivo Artas (actrices escénicas de Rosario) y Músicas se presentaron en el CJP. Se había difundido el caso boca a boca y por mensajes de WhatsApp con una alerta feminista, pero sin difusión masiva para evitar que el sospechoso no se presentara, lo que finalmente ocurrió.

   En ese sentido, Sandra apuntó que “hace un año que estamos con esto. Siempre quisimos tener un bajo perfil, sin hacer escraches hasta tener una instancia judicial concreta. Ahora teniendo una imputación no pueden notificarlo y sigue en la calle. Nos parecía que se tenía que visibilizar un poco más este tema y que la Justicia apure los tiempos”.

   Finalmente Clutet indicó que “las chicas estaban expectantes porque esperaron respetuosamente este momento, pero se frustraron cuando les dijeron que se suspendía por una dificultad en la notificación. La verdad que un trago amargo”. Augusto I. volverá a ser citado, pero si no se presenta podría ser declarado en rebeldía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario