La ciudad

Un emblemático edificio céntrico no logra reponerse de un incendio

Está en Oroño y San Luis, el siniestro se desató hace tres semanas y hay vecinos que aún no pueden regresar. El fuego dañó el hall de ingreso.

Miércoles 28 de Febrero de 2018

Los habitantes del edificio ubicado en la esquina de bulevar Oroño y San Luis, uno de los primeros cuya fachada original fue protegida para no dañar su valor patrimonial, ya se trata de una señorial casona de los años 40, vuelven de a poco a sus departamentos después del incendio que sufrieron hace tres semanas. Un cortocircuito eléctrico en una oficina de la planta baja habría sido el causante del incidente que terminó con todo el hall de ingreso quemado y los cables de energía eléctrica afectados hasta el cuarto piso. La mayoría de los trece pisos que dan al bulevar aún conservan olor en muebles y algo de hollín. Algo parecido, pero en menor proporción, ocurre en los consultorios médicos linderos. La lujosa escalera de mármol del ingreso y las columnas de estilo francés muestran un importante grado de deterioro.

La fachada, que tiene un grado de protección directa parcial —según la ordenanza 8.245—, no se vio prácticamente afectada salvo una persiana de la primera planta ubicada sobre la puerta de ingreso. El edificio montado sobre el histórico frente de Oroño 1015 no corre riesgo estructural, pero presenta la impronta de daños materiales fundamentalmente en piso, paredes y techo del hall, señaló un propietario en base a lo chequeado por los bomberos que actuaron en el lugar.

Un custodio vigila el ingreso de personas al inmueble que aún funciona sólo con uno de los dos ascensores. "Por suerte el incendio no se extendió a la cochera que está justo detrás del ascensor", apuntó un vecino, que va y viene todos los días para terminar con la limpieza de su departamento, pero que aún no se queda a dormir por el olor que persiste en la vivienda. "Fue un susto, y ahora reponerse cuesta dinero", se resignó a graficar sobre la conmoción vivida el 6 de febrero pasado en horas del mediodía.

"Se están limpiando todos los departamentos. Esta semana los propietarios definirán los trabajos de albañilería", señaló Domingo, el portero, al ser consultado por La Capital.

"Por suerte se el incendio no se extendió a la cochera, que está ubicada detrás del ascensor"

El piso del hall está levantado y las paredes ennegrecidas. La escalera, lujosa y con huellas de un pasado glamoroso, ha quedado muy afectado.

El incendio del edificio ubicado en la esquina de Oroño y San Luis se produjo sobre el mediodía y una mujer de 80 años tuvo que ser rescatada del octavo piso con una leve intoxicación, así como un bebé de 13 meses que sufrió una caída y un leve traumatismo de cráneo. La mayoría de los habitantes del edificio evacuaron el lugar por las escaleras casi sin inconvenientes.

Una empleada de los consultorios médicos Pinard, con ingreso independiente pero bajo la misma fachada histórica, dijo que "el incendio no llegó a la clínica, sólo se lleno de humo". Bajo el mismo frente también hay un centro oftalmológico, justo sobre la esquina de San Luis y Oroño, que sufrió las mismas consecuencias.

edi1.jpg
El fuego dejó su impronta en el interior del inmueble.
El fuego dejó su impronta en el interior del inmueble.

Ecléctica

La fachada histórica está catalogada en la ordenanza 8.245. Tiene un grado "2.b" de protección. Esto significa que está sujeta "a preservación de las envolventes, previéndose la revalorización de las fachadas por medio de intervenciones mixtas, restauración de elementos ornamentales o compositivos, transformación de carpinterías y ampliación de vanos e incorporación de nuevos elementos", indica la ordenanza.

La norma también describe que "se permite la reestructuración interior. En caso de edificios colectivos, la modificación deberá plantearse con un criterio de integración y respeto de todas las unidades que componen el proyecto original".

La reconversión de la casona en torre fue realizada por la desarrolladora Fundar. "Se trata —explica Pablo Mercado, arquitecto y especialista en patrimonio— de una casona de los años 40 del siglo pasado, con un estilo francés estilizado por fuera y moderna por dentro. La arquitectura es academicista, ecléctica y con una simetría en el frente que Fundar luego mantiene y recompone".

Desde la Dirección del Programa de Patrimonio de la Municipalidad señalaron ayer que no se requirió su intervención tras el incendio, ya que la fachada prácticamente no se vio afectada.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario