La ciudad

Un chequeo al paso para prevenir contratiempos al realizar ejercicio

La iniciativa, realizada en conjunto entre el municipio y el Colegio de Médicos, rota por distintos sectores de la Calle Recreativa.

Domingo 30 de Julio de 2017

Con el objetivo de sumar prácticas relacionadas con el cuidado del cuerpo, en la Calle Recreativa se habilitó un stand donde se pueden realizar controles de salud. "Chequeate" es el nombre del servicio que rota por distintos puntos del circuito libre de autos que miles de rosarinos utilizan cada domingo para caminar, correr, patinar, andar en bici y, ahora, consultar a un médico.

La iniciativa, desarrollada en conjunto con el Colegio Médico, debutó a mitad de año en Oroño y el río. El puesto de carpas blancas exhibe en su ingreso un cartel colorido que recuerda que "prevenir salva vidas" y recuerda la importancia de realizarse un examen de salud cuando se practica actividad física, ya sea en forma recreativa o de alta competencia. Adentro, camillas y escritorios recrean la privacidad de un consultorio donde los profesionales realizan un control de rutina, con electrocardiograma incluido.

"La Calle Recreativa es un proyecto abierto a la comunidad que busca que el espacio público se transforme en espacio útil, lo que involucra diferentes propuestas para aprovechar ese lugar, una de ellas es la relacionada con el cuidado de la salud", señala Jorge Nid, director de deporte comunitario.

Para el coordinador del circuito, Bruno Colautti, la propuesta se lleva como anillo al dedo con el espíritu de la Calle Recreativa. "La calle apunta a fomentar la actividad física, pero consideramos también que las personas que la usan necesitan además controles de salud adecuados. Por eso, y como cada vez más gente accede al circuito para hacer ejercicio, buscamos desarrollar tareas de prevención", explica.

Todos los domingos

La carpa del programa "Chequeate" busca convertir la práctica de ejercicios "en una actividad responsable", sostiene Sonia Martorano, presidenta del Colegio Médico.

Para eso, desde la entidad profesional se pusieron en marcha una serie de acciones. En primer lugar, se acordó el protocolo a seguir para confeccionar los certificados médicos, optando por una metodología similar a la que utiliza la Fifa y en base a 12 preguntas que indagan sobre hábitos de vida con el fin de detectar niveles de riesgo.

A este cuestionario se le suma además la realización de un electrocardiograma. En base a los resultados de estas pruebas, se recomienda la consulta con profesionales o la realización de otros estudios específicos.

Durante los tres primeros fines de semana, unas 40 a 50 personas pasaron por el stand cada domingo. "Sorprendió cómo la gente se acercaba", destaca Martorano y recuerda que en ese lapso se detectó a tres personas con afecciones cardíacas ("electros alterados") o hipertensión. "No es un número extenso, pero para esas tres personas la atención a tiempo realmente fue muy importante", señala la profesional.

En acción. Los profesionales hacen controles y asesoran a quienes realizan actividad física.

"La Calle Recreativa es un proyecto abierto a la comunidad que busca que el espacio público se transforme en útil"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS