La ciudad

Un camillero del Centenario dio positivo y hubo que aislar a 18 agentes

La directora del hospital, Claudia Perouch, afirmó que el infectado no tuvo contacto con pacientes, pero sí con médicos, mucamas y admisionistas.

Martes 24 de Marzo de 2020

Un camillero del Hospital Centenario está entre los 8 casos confirmados de coronavirus en Rosario. El empleado tomó contacto con ciudadanos paraguayos durante sus vacaciones y el viernes pasado se reintegró trabajar a las 16.10; pero diez minutos después tuvo fiebre y síntomas compatibles de Covid-19. Entre su aislamiento y la confirmación que se obtuvo el domingo, mantuvo contacto con 18 agentes sanitarios, que ahora están cumpliendo el aislamiento por 14 días.

"No estuvo camilleando en ninguna sala ni tomó contacto con pacientes", enfatizó la directora del hospital, Claudia Perouch.

No obstante, consideró que el hombre "no tenía que venir a trabajar si se sentía mal. Fue una irresponsabilidad de él, generó una situación que no debió haber ocurrido".

Hasta ayer a las 18 había 90 casos en estudio, 64 descartados y 15 casos positivos. Esto totaliza 8 en Rosario, de los cuales 6 son nuevos casos confirmados.

El camillero del Centenario tiene 52 años, había tomado licencia el 9 de marzo, pero se le solicitó que se reintegrara el viernes pasado a su puesto de trabajo.

Hasta ese momento, según aseguraron ayer las autoridades del hospital, no pisó las instalaciones del efector de salud. El 20 de marzo, a las 16.10, fue a trabajar y a los pocos minutos dijo que se sentía mal , que le dolía la cabeza y tenía diarrea. Varios compañeros lo acompañaron a la guardia, donde detectaron que tenía fiebre y contó que en los días previos había tomado contacto con ciudadanos paraguayos. Una vez en la guardia se activó el protocolo por coronavirus, se le colocó un barbijo, se le hizo el hisopado y a los 20 minutos una mucama del propio hospital que es familiar suya lo trasladó a su domicilio de Villa Gobernador Gálvez, en un vehículo.

Con esta presunción, el domingo por la noche llegó la confirmación del Covid-19 positivo y a partir de allí, las autoridades del Centenario reconstruyeron con las cámaras de vigilancia los horarios, circulación e itinerarios del camillero.

"Si él se sentía mal no lo comunicó, pero todos los empleados del equipo de salud tienen que respetar las recomendaciones que venimos dando hace más de un mes, pero como directora no puedo controlar la conducta humana", reflexionó Perouch.

En los diez minutos que permaneció en el hospital, el infectado con el virus estuvo en contacto estrecho con 18 agentes sanitarios.

"Ahora todos deben permanecer en sus domicilios aislados con cuarentena preventiva y con el control que hace epidemiología de estas reclusiones", resaltó la directora. Entre ellos se encuentran médicos, mucamas y admisionistas de la guardia.

La medida de prevención se realizó con el bloqueo de la guardia durante unas horas y se despejaron los pacientes para evaluar los contactos. Donde se le practicó el hisopado, los empleados contaban con las medidas de prevención.

"No se puede mandar a todo el mundo a la casa porque ante los casos sospechosos sería imposible. Nos quedaríamos sin empleados", conjeturó Perouch para apelar nuevamente "a la responsabilidad de la gente y sobre todo del personal de la salud".

Por su parte, la secretaria de Salud del Ministerio de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano, se refirió a la notificación de Anmat que autorizó que los estudios se puedan hacer en el Cemar.

"Decidimos tener una foto más actual y los casos en espera los procesan y tuvimos casos positivos, porque lejos de preocuparnos debe tranquilizarnos porque rápidamente actuamos sobre casos positivos en espera. Tiene que ver con el cambio de validación de tecnología", amplió la funcionaria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario