La ciudad

Un bar de Pichincha tenía veintiséis empleados en negro

Los detectaron inspectores del Ministerio de Trabajo, que en lo que va del año ya inspeccionaron 344 locales gastronómicos de la ciudad.

Miércoles 23 de Agosto de 2017

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la provincia brindó ayer detalles de una fiscalización realizada en junio en un bar ubicado en Oroño y Güemes y en el que los inspectores relevaron 32 trabajadores, de los cuales un 81 por ciento (26 empleados) no se encontraba registrados al momento de la fiscalización.

En tal sentido, se intimó a los titulares del establecimiento a que en los plazos otorgados por la normativa vigente, presenten la documentación laboral necesaria a los fines de regularizar la situación de los trabajadores.

Los empleadores no se presentaron a la audiencia de recepción de documentación, pautada para el 17 de julio. Dicho incumplimiento exhibió la falta de voluntad por regularizar la situación por parte de los titulares del establecimiento e implica un agravamiento de la sanción del 5 por ciento.

De esa manera, la multa por cada trabajador no registrado ascendería de 16.100 a 16.905 pesos. En caso de no asistir a la segunda audiencia de descargo, la sanción aumenta un 10 por ciento más. El sistema prevé que si el trabajador es regularizado, la multa disminuye a un 25 por ciento.

El subsecretario de Fiscalización del Trabajo, Fernando Muruga, destacó que "las inspecciones tienen por objetivo la regularización de los trabajadores, la sanción es el medio que nos da la ley para lograr ese objetivo".

"El incremento de las inspecciones laborales ratifican el compromiso del gobierno de la provincia en la promoción del trabajo decente. La fiscalización del trabajo tiene como objetivo verificar el cumplimiento de las condiciones laborales adecuadas a cada espacio de trabajo, que garanticen el respeto de los derechos de los trabajadores; obtener la regularización de aquellos que estuvieren afectados por la informalidad; y lograr una mayor difusión y concientización sobre la problemática derivada del empleo no registrado y los beneficios de su regularización", señaló el funcionario.

Bajo la lupa

En el marco de las acciones implementadas para la promoción de trabajo registrado, la cartera laboral provincial realizó en lo que va de 2017 344 inspecciones en el rubro gastronómico en la ciudad de Rosario.

De los 1.750 trabajadores relevados durante estas actuaciones, se detectó una tasa del 47 por ciento de trabajo no registrado, habiéndose regularizado, tras la inspección, el 60 por ciento de los casos.

Según se destacó, el cumplimiento de las leyes laborales garantiza a los trabajadores el derecho a tener un salario justo de acuerdo a los convenios colectivos de trabajo y una jubilación en el futuro, a contar con obra social para ellos y su familia y cobertura ante accidentes o enfermedades laborales, así como les posibilita el acceso a créditos y demás bienes y servicios, a los que sólo se puede acceder en condiciones laborales regulares.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario