La ciudad

Un arranque de año signado por los aumentos

Domingo 31 de Diciembre de 2017

El 2018 arranca con una seguidilla de alzas en los servicios que brinda el municipio y los que regula a través de esquemas tarifarios que impactarán de lleno en el bolsillo de los rosarinos. Mañana sube el boleto del transporte urbano un 18,5 por ciento, entra en vigencia un alza de la tasa general de inmuebles (TGI) del 25,5 por ciento y un incremento promedio del 20 por ciento en todas las tasas, derechos y gravámenes que abonan los habitantes de la ciudad en las distintas áreas municipales.

El único servicio público que no tendrá variaciones hasta al menos fin de febrero o principios de marzo será la tarifa de taxis. El último ajuste en el sector se aprobó en abril pasado, cuando el Concejo autorizó una suba del 30 por ciento en la bajada de bandera y el costo de la ficha.

Los titulares de licencias también denunciaron atraso tarifario, pero admitieron que forzar una suba adicional en 2017 iba a ser perjudicial para el servicio, ya que muchos usuarios iban a dejar de subirse a los coches.

Pero sobre fin de año les llegó la noticia de un ajuste de más del 10 por ciento en el valor del metro cúbico de Gas Natural Comprimido (GNC), lo que agudizó los problemas de costos.

El tema será debatido por el nuevo Concejo en las sesiones extraordinarias de febrero, en base al estudio de costos del Ente de la Movilidad, que sugestivamente hace meses no se publica oficialmente.

En el caso del transporte urbano la tarifa básica pasará a costar desde mañana $11,49 frente a los $9,70 que cuesta cada viaje hasta hoy. El aumento aquí será del 18,5 por ciento.

La TGI ya tenía un aumento aprobado del 18 por ciento para 2018 desde hacía dos años.

Pero en la última sesión del año, los ediles del Frente y el PRO convalidaron un alza adicional del 7,5 por ciento para subsidiar el transporte y evitar así un ajuste del boleto mayor al votado en el recinto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario