La ciudad

Triplicarán la asistencia para dar mayor pelea a la exclusión social

El avance de la exclusión social golpea con fuerza en Rosario y prueba de ello es un dato demoledor: la Municipalidad triplicará la asistencia social que brinda en los Centros Crecer. "Nuestro objetivo es lograr que a esos centros acudan unos 10 mil chicos", indicó la subsecretaria de Acción Social, Andrea Travaini. Entre los ejes figura la prevención y contención escolar para chicos de 4 años en adelante y el compromiso de un adulto en relación a este niño en cuestiones básicas como la alimentación.

Viernes 23 de Abril de 2010

El avance de la exclusión social golpea con fuerza en Rosario y prueba de ello es un dato demoledor: la Municipalidad triplicará la asistencia social que brinda en los Centros Crecer. "Nuestro objetivo es lograr que a esos centros acudan unos 10 mil chicos", indicó la subsecretaria de Acción Social, Andrea Travaini. Entre los ejes figura la prevención y contención escolar para chicos de 4 años en adelante y el compromiso de un adulto en relación a este niño en cuestiones básicas como la alimentación.

El municipio también aspira a impulsar desde esos organismos la resolución de conflictos socio-familiares a través de gabinetes interdisciplinarios.

En efecto, en cada Centro Crecer trabajará un gabinete interdisciplinario compuesto por educadores, psicólogos, auxiliares de cocina y promotores socioproductivos. A su vez, el municipio buscará articular su oferta cultural y social en los barrios en donde se conjuguen los centros de salud, las bibliotecas, ludotecas, programas para jóvenes, economía solidaria y microemprendimientos.

Esa red estará compuesta por los 31 Centros Crecer, los 50 centros de salud y los 13 playones polideportivos. "Será una reingeniería de recursos humanos y no presupuestaria, porque Rosario es un ejemplo en políticas de infancia", remarcó Travaini.

"El objetivo es trabajar integralmente, abrir el abanico, y si el problema es la violencia doméstica, analizar desde la deserción escolar en ése núcleo hasta la documentación de cada uno de sus integrantes", graficó la funcionaria.

La Secretaría de Promoción Social presentó ayer los alcances de la Dirección General de Infancias y Familias, una dependencia creada en diciembre del año pasado que se ajusta la leyes nacionales y provinciales en relación a la minoridad.

A partir de esta estructura administrativa, la repartición hará hincapié en el trabajo social a desarrollar en los 31 Centros Crecer, transformándolos en Centros Territoriales de Referencia.

En revisión."Sentíamos esta necesidad de revisar políticas de infancias, nos veíamos fragmentados en el territorio. Faltaba una respuesta integral a los problemas en sectores carenciados y vemos que las situaciones familiares se complejizaron mucho", confesó Travaini.

El abanico que presenta una familia puede ser amplio y va desde situaciones de abuso sexual, violencia familiar, hacinamiento, conflictos con la ley penal y drogadicción hasta ruptura del tejido social.

Economías delictivas. Uno de los abordajes "ásperos" es el referido a las economías delictivas. "Es muy difícil romper con estas redes, porque muchos pibes son carne de cañón de las organizaciones, hacen mucha plata y establecen una cuestión de identidad y pertenencia", destacó el director municipal de Infancias y Familias, Daniel Catania y remarcó: "Hay que aceptar que muchos jóvenes se crían en circuitos delictivos y pensar en alternativas atractivas para sacarlos de este círculo". Por eso se apunta a conectar políticas con Economía Solidaria, la Secretaría de la Producción y el Centro de la Juventud.

"Las redes delictivas están en los barrios 24 horas por día, de lunes a lunes. Por eso desde el Estado es necesario llegar con calidad y presencia, optimizando todos los recursos", indicó.

La crisis que sacudió el país en 2001, es para los funcionarios otro elemento para leer la realidad. "Aparecieron organizaciones que no estaban, familias sostenidas por las mujeres, abuelos que crían nietos y bisnietos y hermanos que crían a los más pequeños", recordó Travaini.

Sin pausa.Catania indicó que antes de los saqueos que promovieron la salida del gobierno de De la Rúa, el Estado había logrado emparejar el territorio a través del programa Hábitat. "Se instaló la idea de que desaparecía un asentamiento y aparecía un barrio organizado. Pero de ahí en adelante, aparece una oleada de asentamientos precarios que desacomodaron todo", sentenció el director de Infancias y Familias.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS