La Ciudad

Tres años y medio de prisión para la mujer enjuiciada por intentar robar una bicicleta

Natalí, de 34 años, creció en la calle. Fue llevada a juicio oral y público por intentar robar una bicicleta en peatonal San Martín

Viernes 04 de Junio de 2021

La mujer de 34 años que fue llevada a un juicio oral y público por intentar robar una bicicleta en la peatonal San Martín fue condenada a seis meses de prisión efectiva por el delito de hurto, pero pasará 3 años y medio de encierro porque le revocaron una pena en suspenso que tenía por otros delitos similares. “No estamos de acuerdo con el fallo pero vamos esperar los fundamentos, sobre todo por la situación de vulnerabilidad de Natalí”, indicaron desde la ONG Mujeres Tras las Rejas”.

La sentencia de un caso que dejó en evidencia la tardía intervención del Estado en el abordaje de la realidad social de la imputada, en situación de calle desde su adolescencia y madre de siete hijos, fue leída esta mañana en una audiencia celebrada por zoom.

La jueza Hebe Marcogliese dio a conocer el veredicto que impuso la pena de seis meses de prisión efectiva por la tentativa del delito de hurto, lo cual modificó la pretensión del fiscal Gastón Avila. Durante el debate oral y público que se desarrolló esta semana, el acusador había peticionado dos años de cárcel efectiva por el delito de “robo” de vehículo dejado en la vía pública en grado de tentativa.

En sus alegatos, el fiscal pidió además la revocación de una pena en suspenso que pesaba sobre Natalí R. desde noviembre de 2019, cuando el juez José Luis Suárez le impuso tres años de prisión en suspenso como coautora de una tentativa de robo calificado con arma blanca, y otro robo consumado. Con esos antecedentes el Ávila exigió una pena unificada de cinco años de prisión efectiva.

Por su parte, la defensora del Servicio Público de la Defensa Penal Andrea Siragusa reclamó la absolución de Natalí. Al mismo tiempo, desde la asociación Mujeres Tras las Rejas y Pensamiento Penal, solicitaron un especial abordaje del caso, debido al extremo grado de vulnerabilidad social de la mujer, que se crió prácticamente en la calle, sin acceder a recursos materiales y mucho menos culturales o simbólicos.

Cambo de calificación y condena

Tras las deliberaciones, la jueza Marcogliese finalmente dictó la sentencia que se dio a conocer esta mañana. Halló penalmente responsable a Natalí del delito de “hurto agravado tentado” de vehículo dejado en la vía pública, y la condenó a seis meses de prisión, más las costas del juicio.

Además, revocó la condicionalidad de la pena dictada en 2019, con lo cual quedó una condena única de 3 años y medio de prisión efectiva. La jueza se limitó a leer la parte resolutiva del fallo y no hizo consideraciones sobre otros aspectos sociales que rodearon el caso. Igualmente, los fundamentos se darán a conocer la semana próxima.

Esperaban la absolución

Desde la ONG Mujeres Tras las Rejas y el Capítulo Santa Fe de la Asociación Pensamiento Penal indicaron que esperaban la absolución "y, de no ser así, una unificación composicional de la pena que le permitiera recuperar su libertad inmediatamente. Eso no ocurrió. Natalí (detenida desde junio de 2020) tendrá que esperar presa, al menos, 8 meses más antes de poder pedir su libertad condicional”, recalcaron en un comunicado.

>> Leer más: Piden cinco años de prisión para una mujer, madre de siete chicos, que intentó robar una bicicleta

A la espera de los fundamentos del fallo, celebraron “el cambio de calificación y la pena inferior” a la pedida por el fiscal. Aunque advirtieron que la cuestión de clase y género que caracterizó al caso y fue expuesta por numerosas organizaciones, no parece haber sido tenida en cuenta por la jueza”.

La mujer ahora condenada está detenida en la Unidad 5 desde el 3 de junio de 2020 por un hecho ocurrido a las 14 de ese día en peatonal San Martín entre Rioja y San Luis, cuando un hombre advirtió que le había sustraído la bicicleta playera de la puerta de la empresa Claro.

Natalí alcanzó a caminar unos metros con el rodado a la par, pero su dueño le dio alcance y la retuvo en San Martín y Rioja hasta que llegó la Guardia Urbana Municipal (GUM) y luego la policía.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario