La ciudad

Trenes Argentinos busca que el servicio a Retiro tarde 5.25 horas

El presidente de la empresa nacional responsabilizó a NCA por no operar las nuevas barreras. Si se usaran, podría ganarse velocidad.

Viernes 18 de Enero de 2019

"Hay 36 barreras de pasos a nivel que adquirió la Adif (Administración de Infraestructuras Ferroviarias) por 1,1 millón de dólares, pero la encargada de ponerlas en operación es la concesionaria NCA (Nuevo Central Argentino). Sin embargo, no lo hizo y eso impide bajar muchísimo el tiempo de traslado del servicio Rosario-Retiro, que podría llegar a 5 horas 25 minutos". La revelación es del presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, quien hoy estará en la ciudad para realizar una recorrida por la estación Rosario Norte.

La actual gestión de la empresa estatal aumentó la conectividad de la Estación Rosario Sur. Elevó a 22 las formaciones que paran allí, ya que a las 14 del servicio de pasajeros a Buenos Aires se les sumaron paradas de los coches que van y vuelven de Córdoba y Tucumán, desde diciembre pasado.

"Queremos darle más movilidad y actividad a esta estación, ponerla en valor", destacó Orfila a La Capital.

Lo que deberá aguardar unos 4 o 5 meses serán los sistemas de elevación al primer piso de la moderna edificación de San Martín 6230. Si bien se arreglaron las luces y se pintaron las veredas, tanto el ascensor como la escalera mecánica no funcionan. "Son de una empresa de la que no conseguimos repuestos. No andan ni van a andar, pero vamos a solucionarlo en los próximos meses", destacó el funcionario.

No obstante, no fue el único tema en el diálogo con Orfila, quien sorprendió al responder en torno a la reducción de los tiempos de viaje en el servicio de pasajeros a Retiro.

"La vía está a cargo de NCA, lo que nosotros estamos haciendo y tenemos trabajo avanzado con el Ministerio de Transporte de la Nación y la Secretaría de Transporte Ferroviario es indicar dónde se podría ir a otra velocidad. Hay 36 barreras que no son puestas en funcionamiento por NCA. La Adif invirtió 1,1 millón de dólares en adquirirlas, pero la empresa responsable de operar esta vía no las toma. Si estuvieran en actividad, bajarían un montón los tiempos de traslado. Es un problema de contrato entre NCA y el Ministerio de Transporte", se explayó Orfila para agregar: "Ya le dije Transporte que queremos hacernos cargo del mantenimiento y la operación. Es un problema con NCA y el contrato de concesión".

Antes de hacer público el tema, el titular de Trenes Argentinos presentó carpetas y expuso el tema ante Transporte que, a su vez, le trasladó la inquietud a la concesionaria que se dedica al servicio de cargas.

La tensión obedece a esta circunstancia difícil de resolver: la concesionaria opera en las vías de pasajeros por fuera de su órbita, con un contrato que, según funcionarios nacionales, tiene todavía dos décadas por delante.

"En el Ministerio están esperando una respuesta. Presentamos nuestra propuesta hace un par de meses, la estudiaron y se reunieron con NCA para obtener una respuesta", dijo Orfila.

Las demoras están a la vista de los pasajeros. Hay tramos donde Trenes Argentinos debe reducir la velocidad a 30 kilómetros por hora, pero los vagones de carga pasan a 40 kilómetros por hora. "Podríamos transitar a 60 kilómetros por hora sin problemas", comentó Orfila para agregar: "Les advertimos de la situación. Podemos operar las barreras, que es simplemente mantenerlas y hacerlas funcionar. Tenemos todo en condiciones para poder llevarlo a cabo; Trenes Argentinos está lista para operar".

"Si de dieran estas circunstancias, quiero bajar el tiempo de viaje. Hoy tardamos 6 horas 42 minutos, pero me gustaría en principio llegar a 5 con 25", dijo.

Mientras este "tironeo" se produce, Trenes Argentinos sigue reemplazando los durmientes defectuosos que se habían colocado en el recorrido Rosario-Retiro durante le gobierno nacional anterior y sumó una parada en Villa Constitución.

"Aumentamos un 47 por ciento los pasajeros desde 2015. Sinceramente, si el servicio fuera malo, la gente no lo tomaría. Los trenes en el área metropolitana aumentaron un 41 por ciento y pasamos a un nivel de aceptación del 46 por ciento en 2016 al 86 por ciento en 2018", resumió Orfila.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});