La ciudad

Tras las quejas de los comerciantes por los robos, el centro se saturó de policías

Tiempos violentos. Reforzaron la seguridad en varias calles. Los patrullajes se hacen caminando, en motos y en breve en un vehículo eléctrico. Los comerciantes habían llevado el reclamo ante el Concejo.

Jueves 07 de Mayo de 2015

Dos días después de que los comerciantes de calle San Luis se quejaran en el Concejo por la ola de robos que están padeciendo y apuntaran agudas críticas contra el accionar de la seccional 2ª, el centro de la ciudad se llenó de policías. Caminando, en motos, patrulleros y hasta en breve en un vehículo eléctrico, los uniformados comenzaron a realizar un amplio operativo de saturación.

Mientras tanto, el jefe de policía del Nodo Rosario, José Luis Amaya, mantuvo una tensa reunión con los comerciantes en la sede de la Asociación Empresaria de Rosario (AER), al término de la cual su presidente, Ricardo Diab, sentenció: "Esto nos da un marco de tranquilidad".

En ese cónclave, Amaya dijo que "no le consta que opere una banda organizada" en la zona, como habían denunciado en el Concejo los dueños de negocios ubicados sobre calle San Luis.

Este sector de empresarios había llegado al Palacio Vasallo encabezado por el ex presidente de la AER, Elías Soso.

Tras descartar de plano las denuncias de zona liberada que había realizado un concejal, el jefe policial detalló que la fuerza saturó de uniformados las calles céntricas.

De hecho, la presencia de los policías se hizo más que notoria ayer en las calles San Luis, San Lorenzo, Santa Fe y Mendoza; y en las peatonales Córdoba y San Martín.

Durante todo el día se vio binomios y hasta trinomios fundamentalmente de la Policía de Acción Táctica (PAT).

En el cónclave, Amaya señaló que volverá a circular sobre las peatonales Córdoba y San Martín un móvil eléctrico y dos motos, está última acción debe se autorizada por el municipio.

Al término del encuentro, que se inició con reclamos cruzados y finalizó diplomáticamente, el presidente de la AER, Ricardo Diab, expresó su satisfacción. "Las medidas implementadas dan un marco de tranquilidad", dijo.

Paños fríos. Amaya se preocupó además por bajarle intensidad a las denuncias de los comerciantes de calle San Luis.

Señaló que por el robo de un comercio de calle Maipú ya fueron detenidas dos personas con parte de la mercadería sustraída. Y trascendió que por los otros tres están bajo la lupa proveedores de servicio de alarma, debido a que llamativamente en dos casos no dio la alerta al 911.

Oliva reiteró que "está trabajando la Policía de Investigaciones (PDI)" en relación a estos robos que se produjeron durante las madrugadas a través de boquetes, roturas de techos, ventanas y puertas.

Afirmó además que no le consta que opere una banda organizada, "pueden ser hechos aislados y resulta llamativo que en los pocos casos denunciados no se activó la alarma ni se dio cuenta al 911", dijo.

Sí, en cambio, admitió que "se han notado hechos delictivos de descuidistas, mecheras y pungas; por eso se dispusieron caminantes en San Luis y en las peatonales".

El jefe policial refutó los cuestionamientos y la desconfianza hacia la seccional 2ª. "Muchos manifiestan que no hacen la denuncia porque desconfían de la comisaría. Es llamativo. Me gustaría que denuncien con nombre y apellido en vez de denunciar en forma generalizada, porque estamos trabajando con todos los estamentos municipales y provinciales para garantizar la seguridad".

"Nosotros no estamos ajenos ni aislados en el contacto con los comerciantes", insistió el comisario Oliva. Así las cosas, y con el centro saturado de policías, los ánimos parecen empezar a calmarse.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS