La ciudad

Tras la estafa, llegó la solidaridad: dos quinceañeras tienen su fiesta

Fueron víctimas de un festejo trunco el sábado a la noche en zona oeste. Gracias a un bolichero de Salta y Alvear celebrarán allí este 11 de marzo.

Miércoles 28 de Febrero de 2018

Bebidas sin refrigerar, alimentos mal preservados, comida insuficiente, adulteración del vino, alcohol puro en los tragos son sólo algunas de las irregularidades que la familia de Daiana relató a LaCapital tras el escándalo que la dejó sin su fiesta de 15 años en el salón de fiestas de Perón al 6800. La adolescente seguía ayer triste pero la solidaridad le dio un golpe de suerte. La quinceañera finalmente podrá celebrar junto a sus invitados el próximo 11 de marzo en un boliche de Salta y Alvear. No será la única: la otra chica que también fue estafada hará su agasajo en conjunto con ella.

Desde que se conoció su historia, los teléfonos no paran de sonar en la familia Cissterna. En su vivienda de la zona oeste, su papá José Luis, su mamá Juana Rivero y sus hermanos se recuperan de la conmoción que les produjo la estafa perpretada por Pablo Ariel S., quien sigue prófugo y con pedido de captura.

El sábado por la noche, Daiana y otra quinceañera tenían previsto vivir sus horas más felices. Sin embargo, quien decía ser el responsable de "Fiesta Party" estafó a su madre en 40 mil pesos. Al local de Pte. Perón al 6800 nunca llegó el catering y la fiesta no se hizo.

Leer más: Pagó 40 mil pesos por los 15 años de su hija, pero una estafa la dejó sin la fiesta

Con el paso de los días los Cissterna fueron conociendo los incumplimientos y el mal servicio que se prestaba en el salón del escándalo. "A la gente que estuvo la noche anterior a nosotros les dieron de comer a la 2 de la madrugada. Nos dijeron que les sirvieron la bebida caliente, que al vino de botella le ponían de cajita, que a los tragos los diluían con alcohol puro y que la comida era insuficiente. A punto tal, que en una mesa de 12 personas les traían 4 empanaditas", comentó José Luis.

De a poco, y desde su casa en la zona de Fisherton R., Daiana intenta pasar el mal momento en compañía de su familia. "Ahora estoy bien, pero no es lo mismo. Es como si fuera una pesadilla que la voy a tratar así, no queda otra, ya pasó", dice la quinceañera a La Capital.

daiana11.jpg

La movida solidaria

La estafa contra Daiana tuvo tanta visibilidad en los medios que muchos ciudadanos se conmovieron con la historia y embargados de tristeza activaron su solidaridad.

Su mamá confirmó ayer por la tarde que el festejo se va a celebrar el domingo 11 de marzo, desde las 20, en un boliche de Salta y Alvear junto a sus 130 invitados. El festejo será por partida doble. La otra adolescente estafada en la noche del sábado pasado por "Fiesta Party" también tendrá lugar y día para sus 15 años.

"El mal momento ya lo pasamos. Por lo menos hay gente buena que nos quiere ayudar. No sabía que existían tantos rosarinos de buen corazón, tanta solidaridad. Ahora espero que puedan ir todos", dijo Rivero.

La última aparición de Pablo Ariel S. fue a las 17 del sábado. "Hizo un croquis con las mesas y me dijo «estoy organizando todo» y se fue", recordó la madre, empleada doméstica.

"La estafa no fue sólo por haberse fugado con el dinero. El catering era pésimo e insuficiente en el salón La Quinta"

El papá de Daiana también comenta varias ofertas solidarias de familiares y amigos. Se detiene en un hecho curioso. "Cuando averiguamos, al principio nos llevaron a Perón al 6200 a un local pintado de naranja. Ahora el supuesto responsable dice que no tiene nada que ver y se manifiesta damnificado. Después de la estafa nos ofreció hacer la fiesta al otro día gratis, pero al conversar otra vez nos pidió 10 mil pesos", dijo para aportar muchas dudas.

Muchas de las quejas fueron direccionadas a las reiteradas clausuras impuestas al salón de fiestas "La Quinta" , ubicado en Presidente Perón al 6840.

Desde noviembre a enero se le colocó una faja de clausura, luego se lo volvió a clausurar y violó la faja, por lo que la Secretaría de Control y Convivencia del municipio radicó una denuncia penal .

En tal sentido, la Municipalidad solicitó que se cite al dueño y se lo detenga a fin de que cese la actividad irregular.

El juez de Faltas determinó el 21 de enero pasado que los efectivos de la comisaría 32ª, con jurisdicción en la zona, se hicieran cargo de la situación. Sin embargo, la gresca promovida por la estafa ocurrió un mes después y los policías tuvieron que actuar para preservar la integridada física de Patricia S., la pareja del prófugo.

Leer más: Una madre que emocionó a todos


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario