La ciudad

Tras el receso de invierno, habrá multas más duras por manejar alcoholizado

El Concejo planea aprobar el proyecto de acoholemia cero. Las penas más altas llegarán a 10 mil pesos. Entre 0,01 y 0,3 gramo de alcohol en sangre habrá cursos obligatorios y retención del carné.

Domingo 05 de Julio de 2015

El Concejo se encamina a aprobar el proyecto de alcoholemia cero para el manejo vehicular en Rosario. La norma consensuada entre la mayoría de los bloques prohíbe tomar alcohol a los automovilistas y establece fortísimas sanciones económicas, de hasta 10 mil pesos para los infractores, según la gradualidad de la ingesta y la reincidencia, además de cursos obligatorios de seguridad vial e inhabilitación provisoria para conducir. Lo recaudado por las multas irá a un fondo especial para cursos de revisión de conducta. El Ejecutivo municipal avala la propuesta legislativa que se sancionará tras el receso de invierno.

La iniciativa, presentada por el concejal radical Sebastián Chale, se viene debatiendo hace varios meses en el Palacio Vasallo. El miércoles último dio un fuerte avance en la comisión de Obras Públicas, cuando asistió el director de Tránsito, Gustavo Adda, y la mayoría de las bancadas avaló el texto.

"Probablemente este martes tenga despacho en Obras Públicas", pronosticó Chale, quien luego agregó: "Como se trata de una reforma parcial al Código de Faltas y al de Tránsito requiere también pasar por Gobierno. Eso seguro se debatirá después del receso de invierno y estimamos que en pocas semanas estará para ser tratado en el recinto".

La propuesta de reforma al Código de Tránsito supone sumar a la normativa de la ciudad la prohibición total de ingesta de alcohol para la conducción vehicular, que hoy está vigente a partir de 0.5 gramo de alcohol en sangre.

"Se prohíbe la concentración de alcohol en sangre, más de 0 gramo de alcohol por litro de sangre, para quienes conducen cualquier tipo de vehículo a motor existente en la vía pública y todo tipo de vehículo a motor registrado y homologado que se incorpore a la circulación en vía pública desde la sanción de esta ordenanza en adelante", señala el texto.

"El objetivo es que no haya más especulación al momento de manejar y cálculos sobre si tantas copas pueden generar que el test de alcoholemia dé positivo. La clave es que quien conduzca no tome alcohol", remarcó el concejal del radicalismo.

Luego, la iniciativa contempla varias modificaciones al Código de Faltas. La primera novedad es que sanciona, aunque sin multa económica, a quienes el test le de resultado positivo entre 0.01 y 0.3 gramo de alcohol en sangre.

De 0,01 a 0,1 gramo de alcohol en sangre deberá hacer un curso obligatorio de revisión de conducta de 4 horas y se lo inhabilitará para manejar por 3 días. De 0,1 a 0,2, el curso será de 6 horas y la inhabilitación por 5 días. De 0,2 a 0,3 el curso durará 8 horas y la inhabilitación 7 días.

La otra novedad es que las multas económicas arrancan desde 0.3 gramo de alcohol en sangre. Entre esa franja y 0.5 la sanción será irá de 50 a 150 unidades físicas (UF), que corresponde al menor valor de mercado un litro de nafta súper. Ese monto hoy está en los $13.20 Con lo cual la sanción irá de los 660 a 1.980 pesos. Además se inhabilitará para conducir de 15 a 30 días y el curso no podrá ser menor a 10 horas.

La propuesta en debate incrementa sustancialmente los montos de las multas vigentes. Así, de 0.5 a 0.75 gramo de alcohol en sangre la sanción será de 150 a 300 UF (de 1.980 a 3.960 pesos). Además, tendrá de 0 a 45 días de inhabilitación y la obligación de asistir a un curso no menor a 12 horas.

De 0.75 a 1 gramo la multa irá de 300 a 450 UF (hoy es de 50 a 150) inhabilitación de 45 a 60 días de 0.75 a 1 gramo de alcohol por litro en sangre. El curso no podrá ser menor a 16 horas.

De 1 a 1.50 gramo la sanción será de 450 a 600 UF (hoy es de 150 a 300), inhabilitación de 60 a 75 días y curso no menor a 18 horas.

De 1.50 en adelante, la multa será de 600 a 750 UF (hoy es de 150 a 300), inhabilitación de seis meses a un año y curso no menor a 20 horas.

Además, para la primera reincidencia entre 0.3 y 0.75 gramo de alcohol en sangre se duplicará la pena. En la segunda reincidencia se le retirará la licencia de conductor por cuatro años y deberá proceder a tramitar nuevamente la licencia de conducir.

Para la primera reincidencia desde 1 gramo de alcohol en sangre pagará una multa de 300 UF y se retirará la licencia para conducir por cuatro años. En la segunda reincidencia se le retirará la licencia por seis años y deberá proceder a tramitar nuevamente la licencia.

Quienes conduzcan bajo efecto de las drogas se lo sancionará con multa de 150 a 300 UF, inhabilitación de 15 días a 3 meses y un curso no menor a 12 horas.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario