La Ciudad

Tras el paro, los colectivos volvieron a circular pero estuvieron semivacíos

En las calles hubo un 70 por ciento de las unidades, para menos de un 25 por ciento de pasajeros que había antes de la pandemia

Martes 15 de Septiembre de 2020

Tras 19 días de ausencia por una medida de fuerza de los choferes, los colectivos volvieron a rodar en la jornada de ayer por las calles de Rosario pero estuvieron semivacíos. Circularon entre un 65 y 70 por ciento de los coches que funcionaban antes de la pandemia, para una cifra menor al 25 por ciento de los pasajeros que lo venían utilizando bajo las circunstancias normales.

Según las observaciones de calle de los agentes municipales, las unidades se vieron holgadas de espacio, apreciación que se refuerza con la ausencia de reclamos de colectivos llenos a la línea telefónica 147. El equipo territorial del Ente de la Movilidad trabajó en las paradas más importantes, como plaza Alberdi, plaza Sarmiento, o San Martín y Uriburu, controlando que la gente haga las filas con distanciamiento y tapabocas, y brindado alcohol en gel para los que así lo necesiten.

“Recordemos que antes de que se decrete el paro, teníamos 100 mil pasajeros y pocos reclamos de colectivos llenos por la adecuación de la cantidad de coches del servicio a la demanda, así que creemos que la cantidad fue menor”, apuntó la secretaria de Movilidad de la Municipalidad, Eva Jokanovich.

Esto se debe a que la ciudad se encuentra entre la fase 1 y 2 del aislamiento, con más actividades restringidas, por lo que el movimiento es el que había en el mes de mayo, aproximadamente en un 60 por ciento del tránsito respecto a transporte público, autos, taxis y bicicletas.

Durante estos días, Movilidad seguirá monitoreando si alguna línea necesita incorporar más unidades de refuerzo. “No hemos visto, pero es la primera jornada después de un paro de 19 días”, indicó Jokanovch.

Ayer funcionaron alrededor del 65 y 70 por ciento de los servicios respecto de los que había antes de la pandemia, distribuido según las líneas. “Antes del paro, teníamos entre el 25 y el 30 por ciento de pasajeros, pero seguramente va a haber menos cuando podamos tener los datos”, aportó la funcionaria.

Es que para saber a ciencia cierta la cifra de pasajeros transportados en una jornada, hay que esperar a que todos los coches lleguen a la punta de línea y descarguen los datos. Recién ahí ingresan a procesamiento, tarea que se completa a las 8 del día siguiente.

Al respecto, desde el municipio llamaron a “no tener miedo a usar el colectivo”, pero insistieron en reforzar principalmente el cuidado en las unidades.

Entre las principales medidas, que las mismas circulen siempre con las ventanillas abiertas, dejar pasar los coches si vienen llenos y esperar el que sigue, no hablar ni gritar arriba del colectivo, tratar de dejar un lugar intermedio a la hora de sentarse y mantener distancia al viajar de pie, así como también respetar los cuidados en la parada y al hacer fila.

Continuidad

El transporte público de pasajeros volvió a funcionar ayer porque los 2.700 choferes cobraron una parte de la deuda salarial y decidieron retornar a sus puestos al menos hasta el fin de semana, con la esperanza de que se acrediten los pagos de subsidios nacionales que asegurarían la continuidad del servicio hasta fin de mes.

En ese marco, el gremio UTA (Unión Tranviarios Automotor) informó que se abonó lo que les debían del sueldo de julio, el aguinaldo, el aumento dispuesto por el gobierno nacional y el 40 por ciento del sueldo de agosto.

El secretario general Sergio Copello advirtió que “la continuidad del servicio va a depender del cumplimiento de los distintos componentes ejecutivos”. En ese sentido, será vital que el Ministerio de Transporte nacional cumpla la promesa de mandar antes del fin de semana la partida para que los conductores cobren el 60 por ciento del salario restante.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario