Atentado en Nueva York

Tras el atentado, Trump endurece su política migratoria

El jefe de la Casa Blanca vinculó el origen uzbeko del presunto autor del acto terrorista para lanzar una cruzada contra los inmigrantes.

Jueves 02 de Noviembre de 2017

Un día después del atentado en Nueva York que dejó ocho muertos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a cargar contra el sistema migratorio vigente y reclamó ser "mucho más duros y más inteligentes" para afrontar ese tema. En paralelo ordenó endurecer el programa de vetos para extranjeros.

"Acabo de ordenar al Departamento de Seguridad Nacional que endurezca nuestro programa de vetos ya de por sí extremo. Ser políticamente correcto está bien, pero no para esto!", afirmó el mandatario en un mensaje en la red social Twitter.

Trump no especificó a qué programa se referería ni las medidas que ordenó pero criticó el sistema de visado "por lotería" que le habría permitido el ingreso al país al principal sospechoso del ataque.

A través de su habitual medio en el que emite opinión, Trump publicó una serie de tuits en los que se hizo eco de una información de varios medios, entre ellos la cadena ABC, que asegura que el sospechoso del atentado, Sayfullo Saipov, un uzbeco de 29 años, llegó a Estados Unidos hace siete años gracias a una lotería de visados a la que acceden naciones que tienen pocos inmigrantes en el país.

De esta manera, Trump vinculó a los demócratas, concretamente a su líder en el Senado, Chuck Schumer, con ese programa de lotería de visados y recordó que él quiere un sistema de inmigración "basado en el mérito".

"Estamos luchando duro por la inmigración basada en el mérito, no más sistemas de lotería demócratas. Debemos ser mucho más duros (y más inteligentes) (sic)", enfatizó el presidente.

Después citó una declaración del ex agente de la CIA Tony Shaffer, quien dijo a la cadena Fox que el senador Schumer "ayuda a importar los problemas de Europa", y prometió "detener esta locura".

El martes a última hora, el mandatario estadounidense se había referido, siempre a través de esta red social, al Estado Islámico (EI) pese a que esta organización terrorista no ha reivindicado aun el ataque.

"No debemos permitir al Estado Islámico que vuelva, o entre, a nuestro país después de derrotarlos en Oriente Próximo y en otros lugares. Basta!", sentenció Trump.

Al ser consultado durante una reunión con su gabinete en la Casa Blanca, Trump dijo que "definitivamente" piensa evaluar el traslado del terrorista detenido a Guantánamo, la cárcel situada en la base estadounidense en Cuba que su predecesor, el ex presidente Barack Obama, intentó cerrar sin éxito.

"¿Enviarlo (al sospechoso) a Guantánamo? Definitivamente lo consideraría", comentó el presidente, quien calificó de "animal" al terrorista.

El sospechoso detenido fue identificado como Sayfullo Saipov, un inmigrante uzbeco de 29 años que trabajaba en la red de transporte privado Uber y que como único antecedente tenía dos multas de tránsito.

Saipov, declarado fuera de peligro tras ser operado de un balazo en el estómago que le disparó un policía, llegó a Estados Unidos hace siete años beneficiado por un programa que ofrece una lotería de visados y al que acceden países que tienen pocos inmigrantes en Estados Unidos.

El presunto autor gritó "Alá es grande", en árabe, cuando salió del vehículo después de cometer el atentado terrorista.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario