La ciudad

Tras años de litigio, la Justicia autorizó el uso del autódromo rosarino

La Cámara Civil cerró así un conflicto que entabló un grupo de vecinos del predio, a quienes les molesta el ruido. Habrá ocho carreras al año.

Sábado 29 de Diciembre de 2012

Tras un litigio desgastante, finalmente la Cámara Civil y Comercial de Rosario decidió anular el fallo condenatorio contra la Municipalidad de Rosario por el cual debía suspender las carreras en el Autódromo Juan Manuel Fangio, como pretendían los vecinos que iniciaron la demanda. De ahora en más, la administración local queda habilitada para organizar competencias en el calendario 2013-2014. La resolución igualmente declaró en falta al Ejecutivo por organizar una carrera en abril pasado desobedeciendo una ordenanza.

En el último día de trabajo antes de la feria judicial desde los Tribunales provinciales surgió una novedad que seguramente será motivo de brindis puertas adentro del Palacio de los Leones.

Sobre las consecuencias de la decisión de la Justicia, la intendenta Mónica Fein expresó que se trata de "un derecho ganado" para la ciudad. A su vez, el presidente del ente que administra el autódromo, Miguel Pedrana, destacó que "se priorizaron los intereses colectivos por sobre los individuales" (ver aparte).

La sala II de la Cámara Civil y Comercial se expidió respecto al fondo del juicio que durante más de tres años impulsaron vecinos del Autódromo Municipal, que exigían obras hídricas por riesgo de inundaciones y de mitigación de ruidos, lo cual se tradujo en una férrea oposición a la reactivación del predio.

En un fallo de 13 carillas fechado ayer, los jueces Oscar Puccinelli y Gerardo Muñoz coincidieron en la resolución, mientras que se abstuvo Walter Peyrano.

El Tribunal resolvió el fondo del conflicto y decidió dejar sin efecto la resolución de primera instancia de septiembre pasado que condenó al municipio a suspender las carreras tras incumplir una resolución de la misma Cámara Civil (noviembre de 2011), donde se le ordenó realizar tareas de insonorización y obras de riego.

Tema cerrado. Así, los jueces dieron por cerrado el juicio al decretar la "sustracción de la materia".

En síntesis, entendieron que ya no queda conflicto por dirimir, ya que las dos ordenanzas (taludes y ruidos molestos) cuyos incumplimientos por parte del Estado local le dieron sustento al reclamo vecinal (a través de una ley 10.000 de intereses difusos), fueron suspendidas por una nueva reglamentación que promulgó el Concejo Municipal (Nº 8.904) en junio de este año y donde se regula integralmente la actividad de la pista. "Resulta obvio que el Concejo exceptuó durante el período 2012/2014 la ordenanza de ruidos al habilitar una serie de actividades acotadas durante ese tiempo, mientras tanto se realizan las obras destinadas a mitigar las emanaciones sonoras y se monitorean sus resultados", dice un párrafo de la resolución.

Lo conocían. Al referirse a los residentes de la zona, los magistrados dicen que "resulta claro que la amplísima mayoría de los vecinos aledaños al autódromo conocían perfectamente el uso que se le daba al predio —por lo que mal pueden considerarse sorprendidos por su utilización— y que no puede exigirse la supresión de las molestias derivadas del ruido, correspondiéndole a la autoridad administrativa regular tal uso dentro de un marco de normal tolerancia", como lo establece la ordenanza que ahora regula la actividad.

Esa norma pone como tope la realización de ocho carreras anuales, la medición de decibeles y el monitoreo de obras, entre otras exigencias que debe cumplir el Ejecutivo. No obstante, en el mismo fallo se aclara que la Intendencia quedó en falta al realizar una competencia entre el 21 y 22 de abril pasado cuando no estaba habilitada para ello por imposición de juzgado al desobedecer la norma vigente a esa fecha.

Mientras el predio de Jorge Newbery y García del Cossio iniciará el calendario 2013 en febrero (ver aparte), la admnistración municipal dio por cerrado el capítulo en la Justicia que le generó tantos dolores de cabeza y le impidió reactivarlo.

El calendario arranca en febrero

La primera de las ocho carreras que por ordenanza está autorizada a organizar la Municipalidad se realizará el domingo 17 de febrero de 2013, cuando se presente el Top Race. La segunda será el domingo 21 de abril con la popular Súper TC 2000. "Las dos fechas están confirmadas y estamos haciendo gestiones para traer categorías regionales y de motociclismo, que son muy convocantes", adelantó el subsecretario de Gobierno, Miguel Pedrana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario