LA CIUDAD

Transporte: piden al municipio que se aumenten las frecuencias en líneas con mayor demanda

"Si no trabajamos en mejorar el servicio, la gente elegirá otro medio para moverse", advirtió la concejala Renata Ghilotti, vicepresidente del Ente de la Movilidad.

Miércoles 06 de Octubre de 2021

La concejala Renata Ghilotti, vicepresidenta del Ente de la Movilidad de Rosario, afirmó que compartía el diagnóstico que hizo el titular de la UTA, Sergio Copello, en el sentido de que ha aumentado la cantidad de pasajeros de acuerdo a la normalización de la mayoría de las actividades, pero que ahora faltan al menos 150 colectivos en las calles. Por eso, le pidió al municipio “que exija a las empresas prestatarias del servicio que aumenten las frecuencias en las líneas con mayor demanda”.

La legisladora de Juntos por el Cambio sostuvo este miércoles, en sintonía con la opinión de Copello, que “desde hace algunos días se nota un incremento de la cantidad de usuarios. La actividad en la ciudad está volviendo a la normalidad y la vuelta a clases casi total hacen que los pasajeros vuelvan a tomar el transporte urbano de pasajeros”.

Ghilotti admitió que aún las estadísticas están lejos de ser las mejores en materia de cantidad de pasajeros. “Todavía no nos hemos acercado al número de usuarios que teníamos antes de la pandemia, que era entre 450 y 470 mil por día. Hoy estamos entre 270 y 290 mil personas que toman colectivos diariamente”.

>> Leer más: La UTA advierte que faltan coches y sobran choferes en el transporte de Rosario

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, Ghilotti sostuvo que esa situación “hace que la crisis del sistema de colectivos persista y es correcto que hay menos unidades y eso afecta directamente a la frecuencia. El transporte ya estaba en crisis antes de la pandemia, y esto lo hizo colapsar. También es verdad que la empresa El Cacique tiene un problema económico y financiero bastante complicado. Tuvo que devolver 50 unidades nuevas que había adquirido. Eso hace que el municipio tenga que poner el ojo más atento para ver cómo hará la empresa para reemplazar esos colectivos”.

colectivos.jpg
Según el municipio, el sistema de transporte no logra recuperar el número de pasajeros que había antes de la pandemia.

Según el municipio, el sistema de transporte no logra recuperar el número de pasajeros que había antes de la pandemia.

“Eso lo advertimos desde hace mucho tiempo y planteamos la preocupación en el Ente de la Movilidad. No vemos cuál es la respuesta del municipio para mejorar, primero las frecuencias y después encarar el gran desafío que es una modificación seria y sustentable del sistema del transporte de Rosario”, añadió.

Ghilotti admitió que el sistema está en emergencia, pero “esto es como la pregunta de quién llegó primero, el huevo o la gallina. Si no nos ponemos a trabajar en mejorar el servicio con mayores frecuencias, la gente elige otra manera de moverse, o se mueve como puede. Ahí hay un meollo, pero también es entendible que la crisis económica del país hace que sea imprevisible que las empresas puedan acomodarse y entender el panorama que se viene”.

“Es una situación complicada, pero al menos hay que atender situaciones puntuales de algunas líneas, que son muy utilizadas y el problema de las frecuencias es real. Ahí es donde el municipio tiene que exigir a las empresas prestatarias que trabajen como corresponde y aumenten la cantidad de frecuencias en esos servicios”, amplió la edila.

Faltan coches, advierte UTA

Este martes, el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de la delegación Rosario, Sergio Copello, aseguró que "sobran choferes y faltan coches". De acuerdo a estimaciones realizadas por el gremialista, hay 150 unidades menos en la ciudad, lo que representa una reducción cercana al 35%. Advirtió que el mayor problema está en la empresa El Cacique, que "retiró 50 unidades y no está en condiciones de reincorporarlas".

La pandemia de coronavirus dejó al descubierto una crisis que venía atravesando el Transporte Urbano de Pasajeros (TUP), que se profundizó con la merma en la recaudación de las empresas a raíz de las restricciones previstas por la pandemia de coronavirus. Con este diagnóstico, al municipio no le quedó otra alternativa que realizar una cirugía de emergencia para rescatar el sistema e implementó la fusión de varias líneas para intentar otorgarle sustentabilidad.

colectivojpg.jpg

Hoy la realidad es otra, la pandemia de coronavirus parece ingresar en la recta final y la foto vuelve a ser la misma: mucha demanda y unidades atestadas de usuarios en horarios pico y una caída del servicio a partir de las 20. Respecto de esa situación, Copello apuntó que "el punto más preocupante es que la empresa El Cacique devolvió 50 unidades porque no podía afrontar el pago de un crédito UVA en dólares y ahora no está en condiciones de reincorporar unidades".

También comentó que una situación similar ocurrió en Rosario Bus y la Movi –empresa de capitales público privados–, aunque esta última está incorporando unidades de manera paulatina.

"Hay líneas que han sido fusionadas y ahora podrían volver tranquilamente a su situación previa a la pandemia como ocurre con la línea 115, que era sustentable y podría separarse de las 138 y 139", sostuvo el dirigente, para precisar que "de acuerdo a un estudio, había 150 unidades menos" tras el rediseño del Ejecutivo local, "lo que representa alrededor de una reducción del 35%".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario