La ciudad

"Transformó no sólo la salud pública sino también a la ciudad"

Carolina, hija de Hermes Binner, agradeció las muestras de respeto y afecto tras la muerte del dos veces intendente y primer gobernador del PS.

Martes 30 de Junio de 2020

Carolina, hija de Hermes Binner, recordó ayer la figura y el legado del dos veces intendente de Rosario y primer gobernador socialista de Santa Fe, que el viernes pasado murió en Casilda. Y agradeció las múltiples muestras de respeto y afecto que recibió la familia.

"Su mirada penetrante y transparente y sus ojos azules decían mucho más que las palabras". Con esa frase, Carolina rememoró al también ex secretario de Salud y ex concejal rosarino.

Como su padre, Carolina es médica y trabaja en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela. Todavía acongojada por su partida física, dijo —en declaraciones a LT8— que tanto ella como el resto de la familia vivieron "un huracán de emociones" tras el fallecimiento de Binner.

Carolina es médica al igual que sus otros dos hermanos, Varinia (neonatóloga) y Agustín (traumatólogo).

"Papá dedicó su vida a transformar no sólo la salud pública sino también a la ciudad", enfatizó, para luego advertir que Binner tenía una capacidad de trabajo "increíble".

"Siempre me preguntaba de dónde sacaba tanta energía. El siempre nos decía que esperaba que valiera la pena no poder estar más tiempo con nosotros. Ahora, viendo el recorrido que hizo, lo digo: la pucha que valió la pena", añadió.

También marcó como un hito en la vida pública de su padre lo ocurrido en 1989, cuando el por entonces intendente Héctor Cavallero lo designó secretario de Salud Pública del municipio.

Al respecto, afirmó que, antes del nombramiento, Binner se había preparado para esa tarea. "Hubo mucho estudio y análisis de cómo era la realidad sanitaria en otros lugares, de lo que había ocurrido en otros países. Creo que el nombramiento de Cavallero marcó una decisión política de desarrollar, por fin, un sistema de salud", evaluó.

También recordó que a Binner le gustaba afirmar que, en materia de salud pública, el trabajo es siempre colectivo. Y que, sin ese concepto, no hubiese resultado posible desarrollar un sistema de salud como el que ostenta Rosario.

"El empujó todo eso. Pero, en definitiva, como decía mi padre, todo es el fruto del trabajo de mucha gente", sentenció.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS