La ciudad

Trabajan contrarreloj para inaugurar la estación de trenes en una semana

El objetivo es que el lunes próximo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner corte las cintas en San Martín y Batlle y Ordóñez.

Lunes 11 de Mayo de 2015

A una semana de la fecha fijada por Presidencia para habilitar toda la estación de trenes Rosario Sur, los operarios trabajan a contrarreloj para terminar la obra. El proyecto ya está ejecutado en un 85 por ciento pero aún restan detalles en los cielorrasos y en los vidrios que se colocarán en el exterior, además de poner a punto la escalera mecánica ya instalada. Por lo bajo, quienes frecuentan el viejo apeadero creen que lo más conveniente sería postergar hasta fin de mes el corte de cintas que encabezará Cristina Fernández de Kirchner. En el municipio aclararon que no recibieron ninguna fecha confirmada desde la Casa Rosada.

El 1º de abril pasado, cuando se produjo el debut del remozado servicio ferroviario Rosario-Retiro, el ministro del Interior y Transporte de la Nación, Florencio Randazzo, le puso fecha a otra etapa clave de la obra. Dijo que el lunes 18 de mayo, la presidenta estaría en la ciudad para habilitar la estación ya concluida.

Desde el mes pasado y hasta ahora, sólo funciona el andén para que los pasajeros suban y bajen de la formación. Pero no hay siquiera butacas para esperar el tren y hay muchas obras en ejecución en el entorno, lo que genera a diario inconvenientes para los pasajeros (ver aparte).

La secretaria de Obras Públicas municipal, Susana Nader, confió a LaCapital: "La fecha precisa de inauguración depende del gobierno nacional y desde allí nadie nos llamó aún para confirmarnos cuando será".

La funcionaria apuntó que el avance de las obras ya superó el 85 por ciento, de acuerdo a la fiscalización de los trabajos que hace con frecuencia la Intendencia sobre la empresa adjudicataria.

Nader mencionó que entre las tareas pendientes falta concluir "los cielorrasos tanto de la planta baja como la alta y la colocación de los vidrios externos de la estación".

"También falta —continuó— poner en funcionamiento técnico la escalera mecánica que ya se instaló en estos últimos días para ir a la planta alta. Eso también lleva unos días".

Por lo bajo, entre quienes frecuentan el viejo Apeadero sur, hoy reconvertido en un andén de 330 metros cubiertos con iluminación y baños, creen que lo más conveniente sería postergar hasta fin de mes el corte de cintas con la jefa de Estado.

No obstante ello, los técnicos que trabajan en la obra ya han planteado que de implementarse jornadas de doble turno con los operarios que actualmente se desempeñan en San Martín al 6200, probablemente se llegue, dentro de una semana a finalizar todos los aspectos pendientes.

"De acuerdo al contrato de adjudicación, el plazo para entregar la obra finalizada es el mes de junio", recordó la secretaria de Obras Públicas del municipio.

De todos modos, la funcionaria apuntó que el andén se entregó "incluso antes del plazo fijado en el contrato, con lo cual es una opción que puede volver a darse, pero depende de la empresa y el gobierno nacional".

La habilitación de la estación tendrá gran impacto político. Se dará a menos de un mes de las elecciones generales en la provincia, oportunidad en la que el kirchnerismo intentará usufructuar para sus candidatos la repercusión de la inversión efectuada.

Además, llegara ya en medio de la batalla electoral nacional, donde el ministro Randazzo juega sus fichas en la interna del Frente para la Victoria contra el gobernador bonaerense, Daniel Scioli.

El proyecto. El edificio cabecera de la estación es una estructura cerrada, de dos plantas que mezcla vidrios y chapa perforada. En la planta baja estarán las boleterías y sanitarios. Habrá una escalera mecánica y ascensores para subir a la planta alta donde funcionará la cafetería, baños y sala de espera.

Para esta segunda etapa, se invertirán alrededor de 43 millones de pesos, y está a cargo de la firma De Paoli, la misma que a fines de marzo entregó el andén para que vuelva el tren a Rosario desde Retiro.

Piden paciencia y prometen mejoras

Ante las críticas de los pasajeros del tren Rosario-Retiro por las informalidades que aún hay en la estación de San Martín al 6200 y su entorno, el municipio pidió paciencia y proyectó mejoras en el corto plazo.

"Gran parte de las falencias que hay en toda la zona estarán solucionadas en breve cuando terminen los trabajos", señaló la secretaria de Obras Públicas municipal, Susana Nader.

La semana pasada, La Capital publicó un informe donde reflejó el estado de la estación ferroviaria donde, desde el 1º de abril llega y parte el tren a Retiro.

Allí se mencionó que los pasajeros deben esperar la formación sentados en el piso o parados porque no hay siquiera butacas.

No hay sala de espera cerrada habilitada y en el entorno hay obras viales que dificultan la llegada vehicular al viejo apeadero.

"En muy poco tiempo estas cuestiones van a estar resueltas. Va a haber un cambio radical en todo el sector que transformará la zona sur y lo disfrutarán todos los rosarinos y los turistas", agregó.

La funcionaria destacó que en pocos días "se terminará el edificio cabecera y ya habrá cafetería, sala de espera cubierta y comodidades para todos los usuarios".

Además, puntualizó que "hay obras viales de reforma de la avenida San Martín que avanzan a muy buen ritmo, como así también las cloacas para el barrio Irigoyen, que van a generar una mejora en la calidad de vida de los rosarinos". Todo, en una zona que promete cambiar drásticamente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS