La ciudad

Trabajadores del área de Cultura provincial reclamaron el pase a planta permanente

Son más de 70 y protestaron ayer frente al edificio de la Plataforma Lavardén, en Mendoza y Sarmiento, donde hasta tocó la sinfónica.

Miércoles 14 de Agosto de 2019

Los trabajadores de los diferentes espacios del Ministerio de Innovación y Cultura de la provincia protestaron ayer en la esquina de Plataforma Lavardén, en Mendoza y Sarmiento, para reclamar el pase a planta permanente de los más de 70 empleados precarizados que son parte de la estructura que sostiene las políticas culturales de la ciudad y exigir la continuidad de las mismas después del 10 de diciembre.

Músicos y administrativos de la Orquesta Sinfónica Provincial, del Cine Público El Cairo y de la Plataforma Lavardén, entre otros, pusieron en la calle un conflicto que aseguran lleva "más de un año" y que afecta a más de mil personas en la provincia, que trabajan con contratos mensuales y horas cátedra, y muchos ya llevan varios años así.

La movida fue organizada por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). "Esta es una lucha que se vienen estirando, logramos que se sienten a tratar el tema tras varias movilizaciones, pero no queremos que se prolongue porque; por un lado, está la angustiante situación de los trabajadores por la incertidumbre respecto de su continuidad laboral, pero por otro sobre la continuidad de las políticas culturales que cada uno lleva adelante", indicó Julia Logiodice, delegada gremial y empleada administrativa de la Orquesta Sinfónica provincial.

Los músicos de ese organismo estuvieron ayer en la esquina de Sarmiento y Mendoza con atriles e instrumentos para acompañar la medida. Es que más allá de que los músicos tienen regularizada su situación, parte del personal administrativo que es responsable de la logística y organización que permite poner a la orquesta en escena, padece la precariedad en sus puestos de trabajo.

"Sólo en la orquesta, la mitad de los administrativos están precarizados con contratos mensuales que los hace prestadores de servicios, cuando en realidad como cada uno de nosotros se presentan a trabajar y cumplen las mismas funciones día a día", indicó la representante de ATE.

Convocados

La situación que se reclama incluye a más de 1.500 trabajadores de diferentes ministerios de la provincia. En el caso de los espacios del Ministerio de Cultura e Innovación, en Rosario los afectados son más de 70 empleados que pertenecen a una decena de espacios.

De la movida también participaron empleados de La Casa de la Cultura Arijón, del sistema Aleros que funciona en Villa Gobernador Gálvez, y de los museos de Ciencias Naturales Angel Gallardo e Histórico Julio Marc.

Carla es docente en la Casa de La Cultura Arijón. Es tallerista y tiene a cargo un espacio de circo para chicos y adultos, por donde pasan por mes unos 600 alumnos. Trabaja allí desde hace cuatro años mediante horas cátedra, un modo de contratación que, afirma, "tiene algunos beneficios si se lo compara con la contratación mensual, pero que no deja de ser precarizado".

Además, es parte de la estructura de la Casa y de la organización y puesta en marcha de eventos, proyecciones y actividades especiales que se realizan, como fue el caso de las vacaciones de invierno.

"Expresamos nuestro reclamo como trabajadores, pero también la convicción con la que llevamos adelante estas políticas culturales y la necesidad de que el derecho al acceso gratuito a la cultura se sostenga y se siga garantizando en el tiempo", recalcó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario