La ciudad

Tiene 86 años, está postrada y escribió una conmovedora carta para que adopten a su perrita

Nilda Villagra tuvo un accidente que le provocó una discapacidad y ésta varias fracturas. Encontró a Lola muerta de hambre y descuidada. Hoy debe abandonarla porque la trasladan a un geriátrico y pide la solidaridad de la gente.

Sábado 14 de Septiembre de 2019

Nilda Villagra, una mujer de 86 años que está internada en el Policlínico Pami II, escribió una conmovedora carta pidiendo que alguien adopte a su perrita Lola y contó a través de la misiva los detalles de una entrañable relación.

Desde hace varios días Nilda no para de llorar. Después de algunos años de brindarle todo su cariño, debe desprenderse de Lola, su amada mascota. La mujer será trasladada a un geriátrico y está muy preocupada por el destino del animal. Está postrada y no puede caminar producto de varias fracturas. Por eso, decidió recurrir a la solidaridad de la gente y le contó a su médica que había escrito una carta con ese objetivo.

En diálogo con La Capital, Pamela Llaneza, médica de la mujer y además proteccionista de animales, comentó "la señora es paciente mía. Ella está postrada porque a partir de un accidente quedó con una discapacidad y ya no puede caminar. Lamentablemente debe ir a un geriátrico. Yo veía que lloraba mucho y un día le pregunté qué le pasaba. Me dijo que estaba muy preocupada por Lola, su perrita".

La médica contó que hace un par de días Nilda le mostró una carta que había escrito para ver si alguien podía adoptar o hacerse cargo de la perrita. Lo conmovedor de la esquela es que comienza como si quien escribiera fuese Lola.

"Nos pusimos todos en campaña para darle una mano a Nilda", comentó la médica. "Ella está muy triste porque el animalito está solo y quiere que quede en buenas manos", agregó la profesional.

El texto de la carta es el siguiente:

"Nombre: Lola

Edad: 8 años aproximadamente

Raza: mestiza, tamaño mediano, pelaje negro con manchas color canella

"Mi historia: Mis anteriores dueños me abandonaron cuando yo tenía más o menos tres o cuatro añitos. Deambulé por cualquier lado del barrio Arroyito por días y semanas, desesperada, con hambre y con sed, y hasta perdí mi pelo".

"Me acerqué a la puerta de un zaguán, agotada por completo. Por amor a los animales y compadecida de mi estado la señora Nilda, dueña de ese departamento, me permitió entrar en su casa y con premura me recogió. Llamó a un profesional veterinario y con sus cuidados y poco a poco fui recuperando mi salud y apariencia".

cartalola.jpg

"Ella pensó que una vez que yo recuperara mi salud me pondría en adopción en un hogar donde me brinden contención, cariño, cuidados, condiciones de las que fui huérfana desde que nací. No sé si fui castrada o nací estéril. Los médicos que me revisaron o aseguraron el motivo de mi esterilidad. Por lo tanto no tengo los períodos de celo".

"Mi ama, la señora Nilda, y yo estamos sufriendo esta separación. Ella internada en un policlínico y yo provisoriamente atenida por una persona que colabora momentáneamente hasta que aparezca alguien que me acepte y me brinde su hogar y su cariño".

"No está en nosotros, mi ama y yo, proseguir nuestra vida juntas. Ella tiene 86 años y su estado de discapacidad le impide dedicar la atención que una mascota requiere. A pesar del dolor que representa esta separación, ella tiene mucha fe en que el Creador bendecirá la misma".

soylola.jpg

"A la persona o familia que reciba a Lola, mi agradecimiento eterno. Me producirá gozo con el tiempo saber algo de ella y de la persona que me adopte".

"Con mucha tristeza, pero a la vez con mucha fe, que se cumpla mi deseo. Ruego al señor que colme de bendiciones a todas las personas que intervinieron en esta cruzada solidaria. Atte: Nilda V. Villagra"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario