La ciudad

"Teníamos esperanzas de que lo encontraran y lo juzgaran, ahora las heridas quedarán abiertas"

Celia, hermana de María Celeste Haiek, una de las jóvenes atropelladas por el coche que conducía Sebastián Pira en Salta y Oroño, dijo: "La Justicia me defraudó por completo". 

Viernes 15 de Agosto de 2014

Celia, hermana de Maria Celeste Haiek, una de las chicas que murieron atropelladas en Salta y Oroño por el coche que conducía Sebastián Pira en 1997, confesó que tomó "muy mal" que haya prescripto la causa que se le seguía al responsable del deceso de las jóvenes y enfatizó: "Hasta ahora teníamos la esperanza de que lo encontraran y lo juzgaran, ahora las heridas van a quedar abiertas de por vida".

"La justicia nos defraudó por completo, siento que la vida no tiene importancia, que la lucha que en su momento hizo mi mamá y después seguí yo fue tan poco feliz, tan poco valió, que tan poco vale la opinión de la sociedad que me siento totalmente defraudada", comentó Celia, en declaraciones al programa "Una tarde perfecta", que se emite por La Ocho.

Asimismo, se quejó: "No se hizo nada, no se lo buscó, porque si uno quiere buscar a una persona se nota en la intención y acá no hubo ninguna intención de la Justicia de buscarlo. Con el paso del tiempo la causa termina así, prescribiendo, y él en cualquier momento paseando con total impunidad por nuestra ciudad".

Hoy la Sala 3 de la Cámara de Apelación en lo Penal de los Tribunales de Rosario –integrada por los Dres. Georgina Depetris, Otto Crippa García y Guillermo Llaudet Maza– confirmó el sobreseimiento de Sebastián Pira por prescripción de la causa.

Pira causó un accidente de tránsito en la madrugada del 2 de marzo de 1997  cuando conducía su automóvil a alta velocidad. Arrolló a Maria Celeste Haiek y a Daniela Vanesa Caruso en la intersección de Oroño y Salta, causando la muerte de la primera de ellas en el acto, tras lo cual, según indican todos los testigos, continuó la marcha llevando a la joven Caruso montada sobre el capot y parabrisas del vehículo.

Vanesa le pedía que se detuviera, mientras el conductor la insultaba haciendo movimientos de aceleración y frenado, y también zigzag, hasta que, al llegar a la intersección de Salta con Balcarce, frena bruscamente, logrando que la joven cayera al pavimento, frente a tres testigos.

"Todos sabemos que el papá de Pira iba siempre a tribunales a preguntar si la causa había prescripto, ¿no se puede hacer nada con eso?", preguntó sin ocultar su desasosiego Cecilia y añadió: "La familia apañó esa situación, sólo porque tienen un buen pasar económico pudieron hacer pasearlo por el mundo para que la Justicia no lo  aprenda".

Finalmente, confesó que con la prescripción de la causa el dolor de los familiares de las víctimas es pero, "hasta ahora teníamos la esperanza de que lo encontraran y lo juzgaran, aunque las vidas, la ausencia no se repare, ahora es peor, porque la herida queda abierta de por vida".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS