La ciudad

"Tenemos que dejar de pedir a los pacientes que consigan donantes"

En el mundo se impone un nuevo paradigma: la donación de sangre debe ser altruista y voluntaria. La Capital organiza una colecta.

Domingo 22 de Abril de 2018

Las colectas de sangre salieron a la calle y en Rosario ya no llama la atención que en distintos espacios se instalen camillas para la extracción de muestras. El objetivo es terminar con el pedido de sangre a pacientes y familiares, evitar sumar un sufrimiento en esas circunstancias, y lograr que los donantes de sangre sean voluntarios y altruistas. Este es un cambio de paradigma que ya se dio en el mundo, y ahora llegó a Rosario.

En la ciudad cada vez son más las empresas y entidades que prestan el espacio para que se realicen colectas de sangre. La Capital decidió sumarse y cede el espacio físico (Sarmiento 763) para, conjuntamente con Fundación Grupo América, el Centro Regional de Hemoterapia, el grupo de sanatorios privados Hemo Región Centro y Rosario Solidaria, que tenga lugar una colecta este martes, de 9 a 14.

De esta manera, esta práctica antes restringida al ámbito sanitario, busca ganar donantes, gente sana, que decida ayudar a otros dando un poco de su sangre.

"Una vez atendí a una mujer, que atravesaba una enfermedad oncológica, y mientras estaba internada, en una situación delicada, mandaba Whatsapp pidiendo donantes de sangre, porque debía hacerse una transfusión. Ese día dije: Basta. Esto no puede seguir así, y desde entonces tuve claro que había que promover la práctica de la donación por fuera de quienes están pasando un momento preocupante", relató Diego Rabasedas, especialista en medicina transfusional, y hoy responsable del área de gestión de donantes del Centro Regional de Hemoterapia de la provincia.

Ese centro, que depende del Ministerio de Salud de la provincia, es el que recibe las muestras de sangre que se recogen en cada colecta. Allí se analizan y se centrifuga para separar sus componentes. Se arman bolsitas con glóbulos rojos, plasma y plaquetas que luego se distribuirán por los hospitales públicos.

En forma semejante funciona el sistema privado. Luego de las extracciones se analiza la sangre y se distribuye en los sanatorios. Pero, a diferencia de otros lugares, en Rosario tanto el sistema público como el privado trabajan conjuntamente en las colectas y también a la hora de cubrir necesidades. Así y todo, no se llega a cubrir la demanda de muestras para los pacientes.

¿Por qué donar?

"La sangre es un recurso terapéutico porque sirve para tratar y curar a un persona, y no se fabrica, por eso es tan necesaria", afirmó Rabasedas. Las intervenciones quirúrgicas muchas veces requieren transfusiones y se necesita de donantes. A su vez, quien dona sangre no pierde nada, al contrario se beneficia de los controles que se realizan en las colectas y en tres meses ya recuperó totalmente lo que dio.

Si bien en la provincia no existe una estadística para saber cuánto se cubre con los donantes voluntarios, lo cierto es que no se cubre la demanda. De hecho, la mayoría de las veces los médicos no tienen opción y se ven obligados a pedir a los familiares o al mismo paciente que consiga la sangre que necesita para su operación.

Además hay que tener en cuenta que es frecuente que un solo paciente necesite varios donantes y se le deban aplicar varias muestras.

De allí que se trabaje fuertemente desde los sectores de salud y ONGs para promocionar la donación.

Salvar vidas

"De cada donación de sangre se pueden salvar tres vidas", sostienen desde el Centro Regional de Hemoterapia. Esto se debe a que de cada muestra se extraen, luego de un procedimiento mecánico, glóbulos rojos, plaquetas y plasma.

Con los glóbulos rojos se trata a las personas con anemia, mientras que las plaquetas se utilizan especialmente para niños con leucemia. "Se aplica una dosis por cada 10 kilos de peso, o sea que un mismo paciente puede necesitar varias bolsitas de plaquetas", apuntó el médico.

En cuanto al plasma, se envía a un laboratorio de hemoderivados, que depende de la Universidad Nacional de Córdoba, y allí se elaboran productos como albúmina, factores de coagulación para tratar a los hemofílicos y gammaglobulina que se utilizan con frecuencia en distintas patologías.

"Por eso decimos que se pueden beneficiar al menos a tres personas con una donación, porque se puede tratar a distintos pacientes con cada uno de los componentes". Rabasedas reconoció que la mayoría de las personas desconoce los beneficios que tiene donar sangre y a través del Centro Regional se busca concientizar con esta propuesta que además, como incluye una entrevista médica y análisis de la sangre, permite al donante conocer su estado de salud a la hora de donar.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario