La ciudad

Taxistas exigen la caducidad de la licencia de Cabify

Afirman que la empresa sigue en funciones, "incumpliendo normativas", y evalúan aunar fuerzas con la Cámara de Remiseros.

Domingo 14 de Julio de 2019

La Cámara de Titulares de Licencias de Taxis (Catiltar) denunció ayer que, pese a la suspensión de la habilitación impuesta por la Secretaría de Transporte y Movilidad del municipio, Cabify "sigue en falta incumpliendo las normativas legales" y exigió a la Municipalidad que "haga caducar la licencia de la empresa".

En declaraciones a LaCapital, uno de los referentes de Catiltar, Marcelo Díaz, señaló que el viernes, durante toda la tarde, Cabify dejó de funcionar, "pero hoy (por ayer) volvió a hacer publicidad y a ofrecer taxis y remises. La misma historia de siempre: sigue incumpliendo con la ordenanza y la vamos a denunciar al municipio e iremos por la clausura de la empresa ante el Concejo y ante la Secretaría de Transporte".

El jueves, a través de una nota firmada por la secretaria del área municipal, Mónica Alvarado, se suspendió la habilitación de la empresa Cabify por "infringir ordenanzas" relacionadas con el rubro legal que desempeña, que es el de agencia de remisería.

En detalle, en la nota se intimó a la empresa a que en un plazo "improrrogable de 48 horas adecue la prestación de su servicio a la habilitación otorgada y a la normativa que la rige, bajo apercibimiento de revocación de la habilitación mencionada".

Díaz denunció que Cabify incumplió esa decisión: "Están solicitando taxis con Easy Taxi y al usuario le mandan información de que no le envían un taxi, sino un auto de color amarrillo o negro. Incluso le ponen el dominio del auto, pero no el del RA del taxi ni dicen que es taxi. Ahí uno se da cuenta de que están haciendo trampa".

El referente de Catiltar explicó que la empresa multinacional "sigue incumpliendo y lo que tiene que hacer la Municipalidad es caducarle la licencia. Incluso, el presidente de la Cámara de Remiseros, Alfredo Gordo, está muy preocupados y el lunes irá a ver qué resolución tomó el Ente de la Movilidad".

Díaz explicó luego que los remiseros se ven perjudicados porque "la ordenanza es bien clara: para hacer ese viaje tienen que poner el reloj. ¿Qué dice la aplicación de Cabify? En el visor del teléfono le marca el precio según la demanda, que puede ser mayor o menor. El problema es que si un inspector ve a ese remisero llevando un pasajero y no tiene puesto el reloj, inmediatamente tiene que sacarle la chapa".

"Ante esa situación, el remisero, por temor pone el reloj. Pero es la aplicación la que fija el precio, que es lo que no corresponde, y allí también se están trasgrediendo las normas vigentes", agregó.

El taxista también contó que las transgresiones incluyen "la publicidad en las redes sociales, donde se indica a los usuarios cuáles son las promociones que tienen para viajar en los taxis. Y después les dicen que va un auto negro o amarillo. Es de no creer".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario