La ciudad

Taxis: llega al Concejo un informe sobre viabilidad del pago con tarjeta

Contra los robos. La secretaria de Servicios Públicos de la Municipalidad de Rosario, Clara García, dijo que podrá ser un modo de pago "complementario, pero nunca exclusivo".  

Miércoles 15 de Octubre de 2014

La anunciada implementación de la tarjeta sin contacto sobre los taxis viene demorada, pero esta semana el Concejo recibirá finalmente el "informe técnico" requerido hace meses al Ejecutivo municipal para evaluar todas las posibilidades de pago "no cash". Ese será el paso previo, adelantó la titular de Servicios Públicos, Clara García, para efectuar un análisis "muy detenido por la complejidad tecnológica" propia del sistema. Aun así, si la cuestión de fondo pasa por eliminar el efectivo a bordo de los taxis para reducir los riesgos de robos (que se cuentan a diario), García aclaró que no será el caso. "Podrá ser un modo de pago complementario, pero nunca exclusivo", advirtió, aduciendo razones de "rapidez y emergencia" que suelen explicar por qué un usuario toma un taxi en vez de un ómnibus.

El titular del Concejo, Miguel Zamarini, pidió apurar los tiempos porque "la gravedad de la situación de inseguridad así lo impone" y atribuyó el atraso a una "resistencia muy grande que se da entre los taxistas y que encuentra condescendencia" en el Ejecutivo.

Los antecedentes del reclamo en el Concejo son abundantes. De hecho, hace dos años una propuesta oficialista, encabezada por el socialista Manuel Sciutto, ya pedía avanzar con un estudio de factibilidad para el uso de la tarjeta sin contacto a bordo de los taxis, alternativa que —recordaba incluso el proyecto— era contemplada por varias ordenanzas previas.

Luego, en noviembre pasado, el cuerpo aprobó una iniciativa del radical Jorge Boasso para poner en marcha una prueba piloto que contemplara el pago del servicio de taxis mediante las tarjetas de crédito, débito y sin contacto. El objetivo era reducir la utilización de dinero efectivo a bordo de las unidades, brindar mayor comodidad a los pasajeros y evitar inconvenientes con el cambio.

Y, de hecho, en marzo pasado el propio presidente de la comisión de Servicios Públicos del Concejo, el arista Carlos Comi, confió en que era inminente "ir a un período de prueba" para pasar "en poco tiempo a utilizar la tarjeta en los taxis, como una medida más para bajar la inseguridad" sobre las unidades.

Sin embargo, los plazos se estiraron mucho más de la cuenta, mientras arreciaban los asaltos sobre las unidades. Algo que, aun así, tampoco encolumna a todos los titulares de taxis a favor del uso de tarjetas para pagar el viaje.

"Pero es inviable pensar que para resolver el problema de la inseguridad haya que poner un policía por taxi", ironizó Zamarini, convencido de que existen "un montón de instancias" que son estricto resorte del gobierno municipal y contribuirían directamente a reducir las posibilidades de delito sobre los taxis. Entre ellas, la del pago con tarjeta.

Demorado. "Hasta ahora el Concejo no ha tenido noticias de ese estudio de factibilidad que pedía", dijo el titular del cuerpo, en línea con la posición crítica que viene sosteniendo hacia la Intendencia de su propio partido.

Zamarini también se mostró convencido de que la dilación puede relacionarse con "una resistencia muy grande" a la adopción de la tarjeta que existe al menos "en un sector de los taxistas", y que encuentra a su vez "condescendencia en el Ejecutivo".

La secretaria de Servicios Públicos fue quien recogió el guante y apuró los tiempos para dar respuesta al reclamo. "Justamente esta semana vamos a estar mandando al Concejo un informe técnico sobre cómo deberían ser todas las características del sistema, incluyendo costos y modalidades tecnológicas", anunció.

Para García, "la propia complejidad de las tecnologías requeridas y su implementación sobre cuatro mil unidades de taxis" justifican la necesidad de que, a partir de recibir el informe, el Concejo se aboque a un análisis "muy detenido". Y posteriormente, habrá que armar una "mesa de trabajo" donde se sienten todos los actores del sistema, estimó.

El informe técnico de Servicios Públicos abordará las tres modalidades de pago no cash propuestas para el análisis de factibilidad: débito, crédito y tarjeta sin contacto, aunque las dos primeras suman algunas dificultades adicionales.

De todos modos, la funcionaria advirtió que la puesta en marcha de las tarjetas en los taxis no es comparable al proceso que se dio con los colectivos. "No son lo mismo tres empresas con sus correspondientes áreas tecnológicas y contables, que cuatro mil cuentapropistas", sintetizó, por lo que definió a la innovación como "factible", pero con "complicaciones". Lo que incluirá seguramente "hasta capacitación" para taxistas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario