La ciudad

Suspenden los viajes para repatriar a los argentinos varados

El presidente Alberto Fernández anunció ayer que estarán cerradas las fronteras hasta que la pandemia "se haya vuelto manejable".

Jueves 26 de Marzo de 2020

El presidente de la Nación, Alberto Fernandez, anunció ayer que el regreso de ciudadanos argentinos que están en el exterior y quieren volver al país está "suspendido" hasta tanto la pandemia de coronavirus "se haya vuelto manejable".

"Por ahora hemos decidido no hacer ingresar a más gente", afirmó el mandatario en una entrevista que brindó a un canal de aire porteño.

Sin embargo, Fernández afirmó que instruyó al canciller Felipe Solá "para que ayude con recursos a los que están en el exterior hasta que podamos ordenar este tema".

"Salvo algún caso excepcional, van a tener que esperar el momento del regreso. Por ahora, los regresos están suspendidos y las entradas por las fronteras terrestres, también", aseguró el presidente de la Nación.

No obstante, advirtió que el gobierno argentino "está tratando de reglamentar los ingresos de mayores de 65 años, que son los más vulnerables en esta pandemia" que afecta al mundo y que, en la Argentina, provocó ocho muertes y casi cuatrocientos infectados.

"El resto, que espere un poco. Ya los iremos a socorrer cuando el riesgo sea manejable", aseveró Fernández.

Finalmente, y en ese aspecto, también sostuvo que el aeropuerto internacional de Ezeiza "no está operativo" y que las autoridades argentinas no están autorizando vuelos en esa estación aérea.

Vuelos especiales

Desde el 15 de marzo pasado, cuando se prohibieron los vuelos regulares para dar cumplimiento al Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que establece al aislamiento social obligatorio desde el 20 hasta el 31 de marzo, más de 120 vuelos especiales de diferentes compañías, entre ellos los 38 de Aerolíneas Argentinas y Austral, fueron autorizados por la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) para transportar a argentinos que habían quedado varados en el exterior.

A esos vuelos se sumaron los que realizaron los dos Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina, que trasladaron a ciudadanos argentinos varados en Perú.

En Cancillería indicaron que, más allá de que fueron alrededor de 23.000 las personas que pidieron regresar a la Argentina en las primeras horas posteriores al cierre de fronteras, el número escaló luego hasta llegar a 45.000. Sin embargo, se trata de gente en situaciones muy diversas: desde aquellos que tienen pasaje de regreso y les cancelaron el vuelo hasta aquellos que se encuentran residiendo temporalmente en otro país y, por la situación anómala de la pandemia de coronavirus, deciden volver.

Al día de hoy en las oficinas del Ministerio de Relaciones Exteriores se estima que quedan alrededor de 10.000 argentinos varados en los principales destinos.

Los últimos traslados

Esta semana, la empresa Aerolíneas Argentinas informó que desde el 13 de marzo, fecha en que fuera anunciado por decreto presidencial el cierre de las operaciones regulares, fueron trasladados al país por la compañía de bandera más de 10.000 argentinos varados que fueron transportados desde zonas de riesgo.

"Estamos realizando un esfuerzo operativo sin precedentes. Todo el personal de Aerolíneas y Austral se encuentra absolutamente enfocado en la operación con unos estándares muy altos de profesionalismo pero también con mucho amor por lo que hacen", explicó Pablo Ceriani, presidente de Aerolíneas Argentinas.

Entre hoy y mañana se realizarán los últimos cuatro vuelos de Aerolíneas Argentinas hasta que se vuelva a levantar la veda. Serán dos regresos desde Miami, a los que se sumarán un vuelo desde Madrid y otro desde Cancún.

Cierre de negocios

El presidente Alberto Fernández planteó ayer su posición respecto a los aumentos de precios registrados en los últimos días en productos de primera necesidad.

Aseguró que perseguirá a quienes no respeten los precios máximos y advirtió: “Cerraremos negocios si es necesario”.

    En declaraciones a un canal de aire porteño el primer mandatario señaló que “la Afip y el Ministerio de Trabajo están llevando adelante controles” y sostuvo que “este no es un momento donde algunos vivos ganan y otros pierden; con la salud no se juega”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario