La ciudad

Suspenden 45 días a Horacio Boix y lo acusan por desvío de fondos

La denuncia penal del tesorero del gremio estima "un desfalco de entre 250 a 300 mil pesos mensuales, a lo largo del año 2019".

Martes 03 de Septiembre de 2019

Tras el escándalo desatado en el interior del Sindicato de Peones de Taxi (SPT) por los presuntos manejos irregulares de fondos del gremio, su titular Horacio Boix fue suspendido por 45 días de su cargo. La decisión fue adoptada por el resto de la comisión directiva del gremio, y luego de una denuncia penal en contra del histórico dirigente de los tacheros en la que se establece un perjuicio contra el dinero de los afiliados de entre 250 mil y 300 mil pesos mensuales, a lo largo de todo el 2019. Desde ayer, la sede de Salta al 2800 cuenta con custodia policial y por la tarde sus persianas permanecen cerradas.

La gota que salió del vaso en el SPT fue la destitución del tesorero de la entidad, Pedro Bustos, quien en abril mantuvo una fuerte discusión con Boix, y recibió como respuesta su apartamiento.

"Lamentablemente, a partir de ahí, las cosas no funcionaron como corresponde. El ex secretario general empezó a conducir la tesorería. Empezamos a ver que había falencias importantes y esto nos llevó a unirnos y votar por la suspensión de Boix", explicó en conferencia de prensa el secretario adjunto (hoy a cargo del SPT) Horacio Gianotti.

Los desacuerdos fueron por la "caja" del sindicato. A partir de ahora comenzará una auditoría, y ayer acudió a Salta 2882 el fiscal David Carizza (quien recepcionó la denuncia penal de Bustos), junto a una escribana, quienes retiraron documentación. También se ordenó custodia policial al edificio.

"El nivel de vida del secretario general no era acorde al de un taxista promedio. En una actividad en la que los trabajadores están al nivel de la pobreza, no estábien que un gremialista ostente con vehículos", dijo Gianotti.

En referencia al choque que protagonizó Boix, el domingo a las 13, al mando de un Audi A7 Sportback, en la esquina de San Martín y Gaboto contra un patrullero policial, el número dos del SPT evitó pronunciarse a la vida personal. Pero sí admitió que conocían la compra del coche de alta gama modelo 2016.

"El argumento era que servía para capitalizarnos, para que no perdiera valor, pero terminaba él usufructuando ese vehículo, ya que lo usaba sólo él. En los últimos dos años, hubo compras por tres Audi (a nombre del SPT). Chocaba uno y automáticamente el seguro le reconocía destrucción total y compraba otro. Estas cosas hicieron que los compañeros se cansen y tomen esta determinación", puntualizó Gianotti.

La decisión de apartar a Boix produjo un ambiente tenso y enrarecido. El hecho se produjo el jueves pasado, pero se conoció ayer. Por eso se reforzó la vigilancia. "Por supuesto que tenemos miedo de algunas represalias, por eso estamos las 24 horas", dijo el actual conductor del gremio y cuando se le consultó sobre si se podría disparar sobre el edificio dijo "por qué no".

Tras la suspensión por 45 días del ex titular, las auditorías determinarán si hubo malversación de fondos. "Nosotros sospechamos que sí", agregó Gianotti. Por el momento, conducirá el resto de la comisión directiva hasta cumplir el mandato por los próximos tres años, para no quedar acéfala. Luego se llamaría a elecciones finalizado el período vigente.

La denuncia penal que presentó el tesorero Bustos contra Boix es por defraudación, y alude a una supuesta complicidad de terceros en la denuncia por desvío de fondos, un ítem que la actual conducción admitió como probable y posible. "Mientras goza de un pasar increíble conduciendo autos de alta gama y dilapidando fortunas por fin de semana. Esto no sería nada si el dinero fuera suyo, pero se trata de dinero de las arcas sindicales", puntualiza el escrito.

Avanza la denuncia indicando que se trata "de un simple desvío de fondos para solventar gastos que son propios", y señala que se han pagado con cheques emitidos de la cuenta corriente del gremio "compras y servicios que en nada tienen que ver con el funcionamiento institucional".

Y alude a la compra de repuestos y reparación de autos de alta gama "a nombre de terceros". Acompañan el escrito planillas diarias de caja donde "constan retiros numerosos y sin respaldo realizados por Boix", y que indican que produjo un desfasaje "impresionante" en las arcas sindicales.

La denuncia estima que el desfalco fue de aproximadamente 250 mil a 300 mil pesos mensuales "en el curso del presente año 2019".

"Esta es una situación muy desagradable, queremos que el sindicato sea un ejemplo, pero es lamentable. Le decimos al peón que crea en nosotros, que nos apoye, que venga a su casa. Estamos muy apenados".

En medio de un clima enrarecido y con el escándalo en su punto máximo, hubo un tiempo para recordar que existió una diferenciación entre los supuestos desmanejos financieros de Boix y su integridad física tras el accidente que protagonizó el sábado.

"Me comuniqué porque una cosa no quita la otra. A pesar de que estaba destituido, lo llamé y me preocupe por su estado de salud", remarcó Gianotti. Cuando fue consultado sobre si Boix chocó tres veces un Audi, dijo: "Tengo entendido que sí".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS