La ciudad

Supermercadistas locales advierten que "no ven una salida a la recesión del consumo"

Desde la cámara que los agrupa en Rosario indicaron que "diciembre fue realmente malo y enero muestra que la situación no mejorará". Señalan que los consumidores se vuelcan a segundas y terceras marcas.

Viernes 25 de Enero de 2019

El vocero de la Cámara de Supermercadistas de Rosario, Juan Manuel López Raidó, trazó un panorama muy complejo para ese rubro que están plena sintonía con lo que son los indicadores de la economía a nivel nacional. Dijo que "diciembre fue realmente malo" y que avizoraba un enero sin repuntes. Además señaló que hubo un cambio de modalidad en los clientes".
Los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos revelaron que la actividad económica cayó 7,5 por ciento en noviembre de 2018 con relación al mismo mes del año anterior. De esa manera, acumula en 2018 un retroceso del 2,2 por ciento.
Y Rosario acusó el impacto, especialmente en diciembre, dijo López Raidó. "Venimos con un panorama complicado. Fue de los peores diciembre de los últimos años, con una caída constante del consumo que se dio durante todo el 2018 y que se sigue acentuando en enero. Estamos visualizando una caída del consumo que es preocupante", manifestó el vocero de los supermercadistas locales.

Nuestros consumidores tienen bolsillos flacos, se van a ajustando día a día y la caída del consumo es notable en cada uno de los locales
En declaraciones al programa "Zysman 830" que se emite por La Ocho, López Raidó afirmó que el 2018 "fue realmente malo y avizoramos un principio de 2019 que no mejora ni repunta. No vemos un panorama positivo para salir de este estadío de recesión constante del consumo".
López Raidó manifestó que, de acuerdo a los números que maneja la entidad que agrupa a los supermercados y de acuerdo al tipo de comercio, en general "hubo una caída de consumo del 7 por ciento en 2018 con relación al 2017. Ese número depende de la magnitud del comercio. A nivel general el pique de consumo mensual que tiene un cliente es cada vez menos abultado y va cambiando su elección hacia segundas o terceras marcas."
"Esta realidad la vemos desde el año pasado. Nuestros clientes se acercan a las ofertas de precios de terceras marcas. Creo que las primeras marcas ya ven una caída en las ventas y tendrán que modificar sus precios. Nuestros consumidores tienen bolsillos flacos y se van a ajustando día a día, y la caída del consumo es notable en cada uno de los locales. Además esperamos recibir nuevos aumentos", agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});